El oficialismo fracasó en su intento de votar proyecto de contratos público-privados

CÁMARA DE DIPUTADOS

La iniciativa en Diputados fue devuelto para su análisis en comisión, a pedido de la oposición, luego de una votación que arrojó 107 votos positivos y 105 en contra.

Fracasó la votación del proyecto de ley de contratos público-privados

El oficialismo de la Cámara de Diputados fracasó  en su intento de aprobar el proyecto de ley sobre los mecanismos para transparentar los contratos público-privados, que a pedido de la oposición fue devuelto para su análisis en comisión en una votación que arrojó 107 votos positivos y 105 en contra.

Tras dos horas de debate, y cuando el oficialismo pensaba que contaba con los votos del Frente Renovador y del bloque Justicialista para aprobar el proyecto con modificaciones, el Frente para la Victoria pidió una votación para que el texto se devolviera a la comisión.
Para sorpresa del oficialismo, esa moción, que debía votarse antes que el proyecto de ley, finalmente obtuvo 107 votos a favor y 105 en contra por lo que quedó trunca la posibilidad de aprobar el proyecto del Poder Ejecutivo.
El inesperado giro del Frente Renovador, de algunos diputados del bloque Justicialista, más la equivocación al votar por parte de un diputado radical, definieron la votación a favor de quienes, tras la propuesta del FPV-PJ, no querían que el proyecto se sancionara hoy.
El primer resultado fue de 107 a 105; y ante el fuerte murmullo que se generó en el recinto por el sorpresivo resultado, el radical Hugo Marcucci pidió la palabra para aclarar que su voto no era positivo, sino que era negativo.
Así, la votación hubiera quedado 106 a 106 y con la posibilidad del macrista Emilio Monzó para desempatar. Pero ya era tarde, porque mientras el diputado de Cambiemos realizaba el pedido de reconsideración de su voto, el arco opositor se levantó de sus bancas y precipitó el final de la sesión.
A la salida del recinto, en los pasillos de la Cámara referentes de Cambiemos hablaban de “deslealtad parlamentaria” del Frente Renovador, y mostraban mensajes telefónicos registrados anoche con algunos masssistas, en los que estos últimos les aseguraban que acompañarían la aprobación del texto.
Consultado por el sorpresivo cambio de postura, el líder del FR, Sergio Massa, señaló a la prensa que “había muchos cambios en el proyecto y lo mejor era retornarlo a la comisión para que lo siguiera estudiando”.
Sobre el momento en que adoptaron esa decisión, dudo un instante y respondió: “Hoy cuando yo llegué a la sesión”.
A metros de allí, una de los principales referentes de esa bancada, decía en voz alta, para quien la quisiera escuchar que “la venganza es un plato que se come frio”.
Según voceros del massismo, la reacción tendría que ver con el malestar existente en ese espacio por la decisión del oficialismo de retirar del temario de la sesión de hoy el proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal, luego de las criticas de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.
En el Frente Renovador ayer renegaban de haber quedado como impulsores junto al macrismo y la UCR del texto sobre reforma del Ministerio Público que hoy llegaría al recinto, y que finalmente fue retirado del temario por las críticas de Carrió.
El proyecto en cuestión, punto que casi paso a ser anecdótico, es el que permite los contratos públicos-privados para atraer inversiones en obras de infraestructura sustanciales para la Argentina para reparar rutas y vias ferroviarias y construir autopistas, sistemas de cloacas y gasoductos.
La iniciativa que había sido sancionada por el Senado fue modificada en las comisiones por los diputados para establecer mayores controles a esas asociaciones públicas-privadas, dado que se fijó la obligación de que se autorice por medio de una ley cuando no figure en el presupuesto.
Más allá del inesperado desenlace, las reformas al proyecto fue consensuado anoche en una reunión que mantuvieron el radical Luis Pastori, el massista Marco Lavagna, y el justicialista Diego Bossio, quienes a la vez acordaron estas modificaciones con el senador Miguel Angel Pichetto para que se votó en el Senado.
Otro de los puntos modificados por los diputados en la comisión es la creación de una comisión bicameral para el seguimiento y cumplimiento de estos acuerdos públicos-privados y donde deberá haber un informe del funcionario que ésta a cargo de la firma de estos contratos.
En cambio, los diputados mantuvieron uno de los puntos mas polémicos que es la cesión de jurisdicción para poder litigar en los tribunales internacionales, como estaba establecido en el decreto firmado 2005 por el ex presidente Néstor Kirchner y el ex ministro Roberto Lavagna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s