LEJOS DE SUAVIZAR SUS POSICIONES, MOSTRÓ EL EQUIPO QUE LAS LLEVARÁ ADELANTE

En EE.UU. manda la mesa chica de Trump
Ante la mirada atónita de algunos de sus detractores más optimistas que esperaban una versión pasteurizada del magnate una vez que ganara la Casa Blanca, el ahora líder republicano ratificó sus promesas de campaña.
Trump va confirmando con sus nombramientos que no abandonará sus líneas políticas más duras. 

Donald Trump no pulirá las puntas más filosas de su plataforma política y será menos incisivo en su gestión que lo que mostró durante la campaña, según puede deducirse de sus declaraciones y decisiones durante los primeros diez días como presidente-electo ante la mirada atónita de algunos de sus detractores más optimistas que esperaban una versión pasteurizada del magnate una vez que ganara la Casa Blanca. Lejos de suavizar sus posiciones, el ahora líder republicano ratificó sus promesas de campaña y, a través de señales y nombramientos, mostró que el camino que tomará para cumplirlas: de la mano del partido con el que parecía haber quemado todas las naves en la previa de los comicios, utilizando plenamente las mayorías en las dos cámaras del Congreso para impulsar su agenda y la Corte Suprema para defenderlas y un gabinete moldeado a su imagen y semejanza, compuesto por ejecutivos y veteranos políticos de la línea más dura del conservadurismo norteamericano.
Mientras se espera que termine de confirmar los nombres de los funcionarios que ocuparán las primeras líneas de su gabinete, con nombres más amenos al establishment, como el líder del Comité Nacional Republicano, Reince Preibus, confirmado como jefe de Gabinete; el senador por Alabama Jeff Sessions, futuro fiscal general; el representante por Kansas Mike Pompeo, designado al frente de la CIA e incluso el ex candidato presidencial Mitt Romney, que se reunió esta semana con Trump y al que le habría sido ofrecida la crucial Secretaría de Estado; en un segundo plano el presidente-electo junta figuras menos presentables y que formarán parte de la mesa chica en la toma de decisiones. Aún sin cargos formales o con cargos menos importantes en los papeles, este grupo de colaboradores resultarán tanto o más influyentes en el rumbo del país los próximos años que los nombres que estarán en las primeras planas los próximos días, a medida que se vayan confirmando más nombramientos.
El caso más destacado es el de Steve Bannon, quien fuera jefe de Campaña del candidato republicano desde agosto, en el peor momento de la carrera presidencial para Trump, a quien finalmente hizo ganar la elección. Ex director del portal de noticias alt-right Breitbart, y resistido incluso dentro de sectores del GOP (Grand Ol´Party: Partido Republicano) por sus posiciones públicas xenofóbicas y antisemitas, Bannon trabajará “de igual a igual” con el jefe de Gabinete, según el presidente electo. “No soy un nacionalista blanco; soy un nacionalista”, se defendió Bannon ante los cuestionamientos por su designación como jefe de asesores. “La oscuridad es buena. Dick Cheney. Darth Vader. Satán. Eso es poder”, agregó en la primera entrevista que dio desde la victoria del martes 8, en la que también dijo que, en caso de que este mandato tenga éxito, espera que los conservadores mantengan el poder “durante cincuenta años”.
El ‘Durán Barba’ de Trump, antes de conducir la campaña presidencial y de dirigir Breitbart, fue miembro de la Marina de los Estados Unidos y trabajó para Goldman Sachs, además de ser, por una extraña carambola financiera, dueño de parte de los derechos de la sitcom clásica de los 90s ‘Seinfeld’. Siempre polémico, en una entrevista hace dos años no dudó en definirse como leninista: “Lenin quería destruir el Estado y ese es mi objetivo también. Quiero tirar todo abajo y destruir todo el establishment de hoy en día”, explicó. Su designación despertó críticas en organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y sectores políticos tanto de la oposición demócrata como desde el oficialismo republicano.
Otra figura cercana a Trump que tendrá un cargo de asesor en el nuevo gabinete pero cuyo consejo pesará más que el de varios ministros es el ex General de tres estrellas Michael Flynn, un fanático anti-islamista, demócrata registrado, que trabajó junto a Barack Obama hasta que una renuncia rodeada de escándalos interrumpió su carrera hace cuatro años. Ferviente apoyo del presidente electo durante la campaña e incluso tanteado como posible candidato a vice, Flynn será jefe de asesores en materia de Seguridad Nacional, una especie de segundo secretario de Defensa con menos ataduras formales. Quienes lo respaldan lo definen como “uno de los cuadros militares más brillantes de esta generación”; quienes lo critican apuntan contra su islamofobia: “Temer a los musulmanes ES RACIONAL”, tuiteó desde su cuenta de Twitter en plena campaña, en febrero de este año. De una forma u otra, si se confirma su designación será una de las personas con más contacto cotidiano con el presidente, lo que lo volverá uno de los funcionarios más poderosos del país.
Sin embargo, lejos de los focos, la figura más poderosa detrás de Trump podría no tener ningún cargo formal en la Casa Blanca, debido a legislaciones anti-nepotismo con más de medio siglo de antiguedad que incluso al presidente se le puede complicar pasar por alto: se trata de su yerno, Jared Kushner, casado con Ivanka Trump y padre de tres nietos del presidente electo. El joven multimillonario de 35 años tiene una historia de vida similar a la de su suegro: heredó una empresa constructora de un padre con fortuna y en pocos años la hizo crecer varias veces; criado en los suburbios neoyorquinos (de Jersey en el caso de Kushner); incluso tiene sus oficinas en un rascacielos que mandó a construir él mismo, la 666 Fifth Avenue, a pocas cuadras de la Trump Tower. Cultor de un perfil bajo, los medios locales lo señalan como el más influyente consejero del magnate recientemente devenido político.
Según se publicó esta semana, Kushner sería el responsable del desplazamiento de Chris Christie, el gobernador de New Jersey que durante la campaña ocupó un rol central junto a Trump y que esperaba ser el jefe del equipo de transición y posiblemente el Fiscal General del gobierno de Trump hasta que, la semana pasada, cayó en desgracia. Si bien públicamente se adjudicó el retroceso del gobernador al escándalo del Washington Bridge, un caso de corrupción que este mes terminó con condenas a dos de sus funcionarios más cercanos, el motivo real sería otro, más pedestre: en 2005, Charles Kushner, padre de Jared, fue condenado a dos años de prisión por evasión impositiva y amenaza a testigos. El fiscal que llevó adelante la acusación fue Christie.

¡Presenten sus disculpas!

El vicepresidente electo de Estados Unidos, Mike Pence, fue abucheado el viernes cuando asistió a la exitosa obra musical “Hamilton”, en Broadway, tras la cual los actores instaron a la administración Trump gobernar para todos los estadounidenses. El ultra conservador Mike Pence llegó a la sala neoyorquina y enseguida fue recibido con una mezcla de aplausos y abucheos por parte de los espectadores, justo antes de que comenzara la obra que celebra la diversidad y la contribución de los inmigrantes a la sociedad estadounidense. Uno de los actores, Brandon Victor Dixon, leyó un comunicado al final de la representación. Después de haber agradecido a Pence por su presencia, declaró: “Señor, nosotros somos los Estados Unidos de la diversidad, alarmados y ansiosos porque vuestra próxima administración no nos proteja, ni a nuestro planeta, a nuestros hijos ni a a nuestros padres o defienda nuestros derechos inalienables’’. El presidente electo Donald Trump se apuró en ayudar a su compañero de fórmula y ayer escribió en la red social Twitter: “Nuestro magnífico vicepresidente Mike Pence fue acosado anoche en el teatro por el elenco de “Hamilton”, delante de las cámaras. ¡Eso no debería suceder!. Los teatros deberían ser siempre lugares seguros y particulares. El equipo de “Hamilton” fue muy maleducado anoche con un hombre de bien, Mike Pence. ¡Presenten sus disculpas!’’, exigió Trump.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

TUCLORINDA.NET

QARTO PODER CLORINDA

TUCLORINDA.NET

A %d blogueros les gusta esto: