REGION :Identifican en niños un virus respiratorio de comportamiento desconocido en la región del NEA

Una investigación de la UNNE (Universidad Nacional del Nordeste) determinó en niños menores de 5 años con Infección Respiratoria Aguda, la frecuencia de “Bocavirus”, un virus de reciente descubrimiento y del que se desconocía su comportamiento epidemiológico en la región norte de Argentina.

La Infección Respiratoria Aguda (IRA) es la enfermedad más frecuente a lo largo de la vida de las personas y es la causa más común de morbilidad y mortalidad en niños menores de 5 años, generando un aumento importante de las consultas externas y las hospitalizaciones en el periodo invernal. 

Dentro de esta población infantil, los diagnósticos principales son la neumonía y la enfermedad tipo influenza, seguidas de bronquitis y bronquiolitis. El 60% de los menores de un año y el 50% de los menores de 5 años padecen al menos un episodio respiratorio agudo anual.

Son numerosos los agentes infecciosos involucrados en las IRA y que habitualmente son monitoreados por los sistemas de salud. Pero hay otros agentes virales de más reciente abordaje, entre ellos el Bocavirus que fue descubierto en el año 2005.

Los estudios relacionados con el Bocavirus han ido en aumento en el mundo, y en Argentina se publicaron algunas investigaciones para la región centro del país, en tanto se desconoce su comportamiento epidemiológico en el norte argentino.

Ante esta falta de estudios en el norte del país, desde el Laboratorio de Aplicaciones Moleculares de la UNNE, dependiente de la Facultad de Medicina de la UNNE, se inició un estudio para determinar la frecuencia y estacionalidad de Bocavirus (BoV) en pacientes menores de 5 años con diagnóstico presuntivo de IRA. 

Se recolectaron y procesaron muestras viables de aspirados nasofaríngeos  de 488 menores de 5 años con diagnóstico clínico de infección respiratoria aguda, atendidos a lo largo de un año en un centro asistencia de la ciudad de Resistencia.

De acuerdo a los resultados, se observó la presencia de Bocavirus en 36 muestras de las estudiadas, es decir en el 7.4% de los casos estudiados de IRA.

Se trata de un porcentaje similar al hallado por otros trabajos en el centro del país y que avala la hipótesis de una infección relativamente frecuente en determinadas épocas del año.

Además, se observó una clara estacionalidad entre los meses de junio y septiembre para el año analizado, pues si bien la incidencia general de Bocavirus es cercana al 8% de las IRA, en los meses mencionados las proporciones de infección por este virus oscilan entre el 10 y 20% del total de casos positivos de IRA.

También se desprende de este primer análisis estadístico que podría existir un segmento etario, entre los 6-24 meses de vida, en el que las infecciones por Bocavirus tendrían mayor importancia. Del total de casos positivos estudiados, el 94.4% se detectaron en pacientes menores de 2 años, y el 72.2% correspondieron a niños de 6-18 meses de vida.

La infección por este virus se presentó como una infección única en el 50% de los casos, mientras que en el 38.9% de las muestras positivas estuvo acompañado por alguno de los otros agentes virales evaluados y en el 11.1% de los casos de IRA estuvo presente en infecciones con dos microorganismos asociados. 

 “En este estudio se hace un primer abordaje de detección sistemática de un año calendario completo de Bocavirus en menores de 5 años en el norte argentino. Poco se conoce sobre su circulación en esta región del país, por lo que consideramos importante el aporte epidemiológico generado, que permitan en un futuro próximo avanzar con investigaciones más específicas” resalta el doctor Gerardo Deluca, director del estudio y responsable del Laboratorio de Aplicaciones Moleculares.

Indicó que si bien el estudio fue realizado en un grupo de niños de la ciudad de Resistencia, consideran que habría un comportamiento epidemiológico similar a nivel de toda la región NEA.

Para el profesional, la falta de monitoreo de este virus podría explicarse en que demanda la existencia de laboratorios debidamente equipados para la aplicación de técnicas de detección molecular, dado que no existen en el mercado local kits diagnósticos serológicos o de detección de antígenos necesarios para identificarlo.

Deluca explicó que los estudios epidemiológicos y el diagnóstico de las infecciones respiratorias de origen vírico han dado un giro rotundo a partir del desarrollo de las metodologías moleculares de detección genómica. 

Hasta hace pocos años, la gran mayoría de las infecciones virales del tracto respiratorio eran frecuentemente diagnosticadas solo por la clínica, y actualmente el hecho de diferenciar adecuadamente una infección viral de una bacteriana tiene un gran valor agregado, entre otras finalidades para el uso racional de los antibióticos.

Aclaró que los resultados de la investigación realizada en la UNNE es consistente con otros estudios realizados en el mundo y el país, pero deberían ser confirmados con la introducción de más años epidemiológicos en el análisis.

Reiteró que si bien el estudio fue realizado en una población acotada de niños de la ciudad de Resistencia, Chaco, se estima que los resultados podrían referenciar la situación epidemiológica de la región. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s