EMPRESA “COLOMBIANA” CONTROLARÁ LA VIDA Y LA SEGURIDAD DE LOS CLORINDENSES

COLLOCATION TECHNOLOGIES SRL., resultó ser la empresa a quién Manuel Celauro adjudicó la concesión de la instalación de 50  cámaras de seguridad diseminadas por la ciudad. La misma sería de capitales colombianos ya que aparentemente seria filial de COLLOCATION TECHNOLOGIES COLOMBIA S A S. esta última tiene sede precisamente en la ciudad colombiana  de Bogotá y una filial también en Perú, Collocation Technologies Perú S.A.

La sociedad constituida en Argentina tiene como miembro a Víctor Manuel Saborio Calderón, ciudadano de origen hondureño. Entre las actividades principales figura “servicios relacionados con la electrónica y las comunicaciones”. Al cuitear la empresa, es decir buscar antecedentes de la misma, figura por ejemplo que no es empleador.

Se constituyó en la Argentina en junio de 2016, tan solo hace 16 meses atrás y no se conocen antecedentes de que la misma haya suscripto acuerdos con otros municipios del país, similares al rubricado con Manuel Celauro. En manos de esta empresa estará el control y vigilancia de la vida de los clorindenses, así como aspectos de la seguridad ciudadana y podrán utilizar también nuestro espacio aéreo. Esto es, consecuencia del voto afirmativo de los concejales Fermín Caballero, Isaac Villamayor, Edith Pantich, los conversos Andrea Gaete y Nelson Gutiérrez, el sobrino de Celauro, Ariel Caniza y el radical Rubén Acosta. Cabe aclarar que, Nicolas Cabral y Perla de Jesús Servían, ambos del Frente de la Victoria, se opusieron a dicha concesión.

En que consiste la concesión?. Es por veinte años y permite que la empresa instale 25 cámaras de seguridad en columnas del municipio y otras 25 en columnas que instalará la propia empresa, en lugares “convenientes”. La norma permite además de las cámaras, la posibilidad de que la empresa instale antenas de telefonía celular, de internet y televisión satelital, algo que terminará perjudicando a empresas como Tv Regional y la Cooperativa Clorinda.

El solo hecho de pensar de que capitales colombianos estarían detrás del negocio de la vigilancia y control de los clorindenses y el uso del espacio aéreo, ya abre muchos interrogantes y da que pensar. Seguramente estos datos lo manejaban ya de ante mano los siete concejales que aprobaron la concesión. Grave sería que no conocieran los “antecedentes” de la empresa, su actividad y sus presuntos vínculos con empresas colombianas y peruanas.

Así que estimados lectores, vecinos de Clorinda, vayan sabiendo que por veinte años estaremos siendo vigilados y monitoreados por esta gente. Es decir, estaremos en sus manos. Hondureños y argentinos con presuntos nexos con colombianos y peruanos. El espacio aéreo de la ciudad también queda en manos de esta sociedad, por lo que además de vigilarnos harán negocios utilizando repetimos, por veinte años, nuestro espacio aéreo.

Deberán pasar veinte años, es decir cinco Intendentes, hasta que finalice la concesión. Mientras debemos mirar azorados, portarnos bien, porque el “Gran Hermano” ha llegado a Clorinda de la mano de Manuel Celauro, siete concejales, y ciudadanos hondureños, peruanos y colombianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s