Skip to content

Las intendencias, entre Bullrich y Cristina

Casi cinco puntos de Massa a Cambiemos. Cristina mandó en la Tercera Sección Electoral

Cambiemos sacó mucha ventaja en el norte del conurbano. Cristina Kirchner se impuso en las intendencias de la Tercera Sección, pero muchos votos de Massa pasaron a Bullrich. Randazzo mantuvo su performance de las Paso.

Verónica Magario, de La Matanza, Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, Martiniano Molina, de Quilmes, Néstor Grindetti, de Lanús.
Verónica Magario, de La Matanza, Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, Martiniano Molina, de Quilmes, Néstor Grindetti, de Lanús. 

En el conurbano bonaerense Cambiemos creció en la mayoría de los municipios superando los resultados que en agosto lo habían dejado segundo en las PASO. ¿De dónde salieron esos votos? Una recorrida por las intendencias  muestra que la candidatura de Esteban Bullrich recibió un doble impulso: tuvo un aumento en su base de votantes -ya que participó más gente que en la votación anterior- y recibió una importante transferencia de votos del massismo. En las intendencias de la zona norte, Cambiemos ganó con picos de hasta 40 puntos por encima de Unidad Ciudadana, mejorando con respecto a sus propios resultados en las PASO hasta siete puntos. En las intendencias peronistas no logró desbancar a la candidatura de Cristina Kirchner, donde la ex presidenta sigue teniendo su territorio más fuerte. Sin embargo, incluso ahí acortó las distancias. Sergio Massa fue el que más votos perdió, y no es difícil leer en los resultados cómo un porcentaje de los que lo habían elegido el 13 de agosto, ayer migraron a la boleta de Cambiemos. La lista de Florencio Randazzo mantuvo su caudal sin grandes cambios, en el cuarto lugar. 

Si se miran los resultados municipio por municipio, Esteban Bullrich fortaleció sus números en el norte del conurbano, donde reside la población de mayores ingresos y gobiernan los intendentes PRO. Por ejemplo, aumentó su diferencia a favor en  Vicente López (donde ganó con el 60,79 por ciento, obteniendo nada menos que siete puntos más que el 13 de agosto y 40 puntos por encima de Unidad Ciudadana) y San Isidro (61,93 por ciento, siete puntos más que en las PASO, 41 más que Unidad Ciudadana).

En Morón, el intendente Ramiro Tagliaferro, ex marido de la gobernadora María Eugenia Vidal, también salió de la elección con un mejor resultado que en las PASO, ya que Cambiemos consiguió el 46,64 por ciento de las adhesiones (seis puntos más que en agosto).

En Lanús, donde Cambiemos y Unidad Ciudadana se habían disputado cabeza a cabeza el primer lugar, el intendente Néstor Grindetti revirtió el segundo lugar en el que había quedado su fuerza y ayer ganó con el 41,39 por ciento contra 37,24 de Unidad Ciudadana. Y en Tres de Febrero, como Lanús perdido por el peronismo en las elecciones de 2015, Diego Valenzuela consiguió el 44,67 por ciento de los votos frente a un 33,24 de Unidad Ciudadana, que llevaba en la boleta de concejal a un nieto de Hugo Curto. 

Ahora bien, en los distritos netamente macristas, donde Cambiemos subió en promedio 6 puntos, la lista de Sergio Massa perdió simultáneamente unos cuatro. Un registro rápido de lo perdido por el massismo con respecto a las primarias: 4 puntos en Vicente López, 4 en San Isidro, 5 en Morón. 

La figura de Cristina Kirchner mantuvo a los municipios de la tercera sección electoral como el territorio donde está claramente asentada. La polarización hizo subir su caudal de votos en esos distritos, donde los hogares con necesidades básicas insatisfechas suben nítidamente. Las mejoras en la elección de Unidad Ciudadana fueron, sin embargo, menores proporcionalmente que las de Cambiemos.

En La Matanza, la candidatura de la ex presidenta quedó en primer lugar y logró romper el 50,12 por ciento (cuatro puntos más que en las PASO, pero Cambiemos mejoró en 6). Lo mismo en  Florencio Varela con el 51,20 por ciento (dos puntos más, pero Cambiemos sumó 6). En Berazategui, Unidad Ciudadana quedó primero con 43,91 por ciento (dos puntos más que en las PASO, pero Cambiemos subió 8).

Entre los que arañaron el 50 por ciento se anotó también Leonardo Nardini, que en Malvinas Argentinas consiguió uno de los triunfos más amplios de Unidad Ciudadana y derrotó al apellido Carilgino por casi 20 puntos de diferencia. El kirchnerista cosechó 49,39 por ciento de apoyo contra el 29,86 por ciento del sobrino del ex intendente Jesús Cariglino. 

Otros municipios que revalidaron su título peronista fueron Almirante Brown, donde la lista de Mariano Cascallares se imponía a Cambiemos por más de 7 puntos (45,06 por ciento a a 32,50 por ciento).  

En Avellaneda, Jorge Ferraresi logró el a 41,74 por ciento del respaldo a la candidatura de la ex presidenta contra el 39,26 en favor de Bullrich. En Ensenada, liderado por el también kirchnerista Mario Secco, la victoria fue por 46,04 puntos contra 34,74 puntos de Gustavo Asnaghi, el hombre de Vidal en el distrito. 

También en Lomas de Zamora el intendente Martín Insaurralde festejó el triunfo por ocho puntos sobre Cambiemos. En definitiva, Unidad Ciudadana llegó a 43,55 puntos contra 35,87 puntos del macrismo. 

Sobre la pérdida de densidad de la fuerza de Sergio Massa, hay otros datos que completan los ya señalados: el más llamativo es el de su propio municipio, Tigre, donde 1País, que había hecho una elección muy floja en agosto (29,63 por ciento) siguió cayendo y ayer obtuvo un 24,09 del total.  

Si bien Randazzo logró mantener lo que había obtenido en agosto, la mayor parte de los intendentes que lo siguieron lo pagaron caro. 

El más perjudicado fue Martín Katopodis, de San Martín, que antes de su salto al randazzismo era la figura con mayor intención de voto de su distrito. Ayer, arrastrado por la baja performance del Frente Justicialista, quedó en tercer lugar con el 12 por ciento de los votos. Esto lo perjudicará en el concejo deliberante, donde sólo alcanzó una banca (contra seis de Cambiemos y cuatro de Unidad Ciudadana) 

En Hurlinghan el intendente Juan Zabaleta se distanció de Randazzo después de las PASO y llamó a votar por Unidad Ciudadana. Sin embargo, este giro no consiguió revertir su caída: en el distrito ganó Cambiemos (que mejorando su resultado en 7 puntos, llegó al 40,51 por ciento), seguido de Unidad Ciudadana con el 38,22 por ciento (mejoró tres puntos). El randazzismo mantuvo su desempeño y la boleta de Sergio Massa, siguiendo el movimiento registrado en todo el conurbano, perdió cinco puntos.  

En Quilmes el recuento está cabeza a cabeza. Con el 98 por ciento de los votos escrutados, Unidad Ciudadana se mantenía anoche en primer lugar con 41,07 de los apoyos, mientras que Cambiemos permanecía segundo con 39,51 por ciento. Por el corte de boleta, Martiniano Molina lograba que su lista de concejales fuera la más votada, pero en la categoria de senadores Cristina Kirchner se imponía sobre Esteban Bullrich.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: