Skip to content

Ajuste en el surtidor para festejar el triunfo

La suba de la nafta fue de hasta un 12 por ciento y ya se ubica como la segunda más cara de América latina

Es el tercer incremento del año y el ajuste acumulado llega en algunos combustibles al 29,5 por ciento, casi 12 puntos por encima de la inflación. Macri defendió el aumento que se concretó recién ayer para no afectar las chances electorales del oficialismo.

En las estaciones de Shell de la Ciudad de Buenos Aires el litro de nafta premium ya supera los 25 pesos.
En las estaciones de Shell de la Ciudad de Buenos Aires el litro de nafta premium ya supera los 25 pesos. 
Imagen: DyN

Cuando en el gobierno todavía no habían terminado de festejar el triunfo electoral del domingo, las petroleras aumentaron ayer hasta un 12 por ciento el precio de los combustibles en los surtidores de todo el país. El lunes 25 de septiembre, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, había confirmado la liberación de los precios de la nafta y el gasoil a partir del 1º de octubre. Sin embargo, las petroleras hicieron buena letra y esperaron a que concluyera la elección para empezar con las remarcaciones, dejando en claro el acuerdo implícito que existió para no afectar las chances electorales del oficialismo. Es la tercera suba que se aplica en el año y el ajuste acumulado llega en algunos casos al 29,5 por ciento, casi 12 puntos por encima de la inflación oficial. De este modo, Argentina trepa al segundo lugar en el ranking de los países con combustibles más caros de América latina, siendo solo superada por Uruguay. El de los combustibles es sólo el primero de una serie de aumentos pautados para los próximos meses (ver aparte), pero es el que mayores consecuencias genera por su impacto directo sobre otros bienes y servicios de la economía.  

El presidente Mauricio Macri ofreció ayer por la mañana una conferencia de prensa y una de las primeras preguntas que recibió fue sobre el aumento de los combustibles, que se anunció el domingo por la noche, una vez confirmado el triunfo de Cambiemos en las legislativas. “Cuando llegamos, el mundo tenía un nivel de la nafta que era mucho más barato que en Argentina. Cuando quisimos desregular e ir al precio internacional nos encontramos que en las provincias del sur, productoras de gas y petróleo, había mucha gente que se quedaba sin trabajo. Como nuestra obsesión es cuidar el trabajo y generar nuevos trabajos hicimos un acuerdo con esos sectores para hacer un precio sostén, una transición, y les dijimos: `A partir de octubre del año que viene (por 2017) ustedes van a tener que vender al mismo precio que se vende en el mundo´. Llegamos a octubre y ahora tenemos un sistema energético en el que se puede importar y exportar sin impuestos y vamos a pagar el combustible lo que vale en el mundo. Pasa que justo ahora el combustible aumentó”, aseguró Macri. 

El Presidente dejó en claro con su explicación que cuando el combustible bajaba de precio a nivel internacional en Argentina subía y ahora que a nivel internacional sube en Argentina también sube. Pese a ello, Macri se mostró confiado de cara al futuro. “Yo soy optimista, creo que en el futuro el petróleo va a volver a bajar. Van a seguir avanzando las energías renovables”, agregó pese a que no hay forma de predecir cómo evolucionará la cotización del crudo. Además, el problema para la Argentina es que al vincular el precio de los combustibles con la cotización internacional del petróleo, la variación en el mercado interno no sólo dependerá de cómo evolucione el barril sino también del precio del dólar. Si en el futuro el dólar sube, el precio de los combustibles podría volver a subir aunque la cotización internacional del crudo muestre una tendencia a la baja. De hecho, las petroleras aseguraron que el ajuste de ayer se debe a la suba que registró el dólar entre julio y septiembre. 

YPF, que controla más del 50 por ciento del mercado, informó ayer que en Capital Federal, el litro de nafta súper trepó 10 por ciento (19,72 a 21,71 pesos) y desde principio de año acumula una suba de 27 por ciento (17,08 a 21,71 pesos), mientras que la variedad premium subió 12,2 por ciento (22,28 a 24,99 pesos) y suma 29,5 por ciento en el año (19,30 a 24,99 pesos). A su vez, el gasoil común subió 9,1 por ciento (17,30 a 18,88 pesos) y en diez meses acumula un 21,5 por ciento (15,54 a 18,88 pesos). Por último, el gasoil premium subió 9,2 por ciento (19,88 a 21,71 pesos) y en el año 21,6 por ciento (17,85 a 21,71 pesos)

Por su parte, en Shell el litro de nafta súper aumentó 9,9 por ciento (19,99 a 21,97 pesos) y en el año subió 25,7 por ciento (17,48 a 21,97 pesos), mientras que el de premium trepó 11,91 por ciento (22,99 a 25,73 pesos) y en diez meses 28,8 por ciento (19,98 a 25,73 pesos). A su vez, el gasoil común subió 8,95 por ciento (17,76 a 19,35 pesos) y suma 18,6 por ciento (16,31 a 19,35 pesos) y el gasoil premium se incrementó 9,89 por ciento (20,51 a 22,54 pesos) llegando el acumulado anual a 18,8 por ciento (18,97 a 24,54 pesos). 

Según el sitio especializado Global Petrol Prices (GPP), hasta el 16 de octubre el litro de nafta en la Argentina costaba 1,16 dólares, ubicándose en el cuarto lugar detrás de Uruguay (1,55), Chile (1,22) y Brasil (1,21 dólares). Con el aumento de 10 por ciento, el valor de la nafta en el país treparía a 1,28 dólar, quedando sólo por debajo de Uruguay. De a poco, como prometió el gobierno, el país va volviendo a los primeros lugares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: