Skip to content

El viejo truco de cerrar sin decirlo

La provincia de Buenos Aires dejó de inscribir en los Bachilleratos para Adultos

Más de seis mil estudiantes mayores de 18 años no pudieron empezar las clases ayer. El gobierno informó que dejarán de cursar el secundario tradicional y los derivará a centros de formación. Hoy se realizará una movilización en La Plata. 

“Es imposible relocalizar a esa cantidad de estudiantes y docentes”, señaló Suteba.
“Es imposible relocalizar a esa cantidad de estudiantes y docentes”, señaló Suteba. 
Imagen: El Teclado

Los 441 Bachilleratos para Adultos de la provincia de Buenos Aires dejarán de existir por una resolución del gobierno de María Eugenia Vidal que afecta a más de 6000 estudiantes mayores de edad –que ayer debían empezar el secundario pero no pudieron hacerlo– y a cerca de 2000 docentes, estimaron miembros de Suteba. Fuentes de la Secretaría de Educación de la provincia indicaron a PáginaI12 que los estudiantes menores de edad podrán seguir en los mismos establecimientos, pero los adultos deberán continuar sus estudios en los Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS) o a través del Plan Fines. Sin embargo, la Secretaria Gremial de Suteba, Marcela Escobar, aseguró que “es imposible relocalizar a esa cantidad de estudiantes y docentes que quedaron sin escuelas en las otras instituciones existentes”. Las comunidades educativas de los distintos bachilleratos realizaron ayer abrazos a las escuelas y hoy por la tarde se movilizarán a la Dirección de Secundaria de la Provincia en La Plata para reclamar al gobierno que suspenda la medida. 

“Es una medida del gobierno provincial que realmente no se entiende. O la gobernadora Vidal quiere que los adultos sean analfabetos, que no terminen la secundaria, o lo que quiere hacer es un ajuste sobre los puestos de trabajo de los docentes y trabajadores de estas escuelas”, sostuvo Escobar. “Es evidente que los alumnos y docentes de 441 bachilleratos no se pueden reubicar en 146 CENS, los números no cierran. Hay una enorme mayoría de los estudiantes que no pudieron arrancar hoy las clases que no van a tener opción de terminar el secundario y una enorme mayoría de docentes que no van a recuperar sus trabajos”, agregó. La gremialista consideró que se trata de un conflicto que “inventó el gobierno, no había necesidad de impulsar esta modificación. Las clases ayer no empezaron en los bachilleratos, incluso para los cursos que no fueron eliminados, por responsabilidad del gobierno”. 

Mediante la resolución 1657/17, publicada en el Boletín Oficial de la provincia a fines de diciembre, el gobierno bonaerense estableció que “los alumnos de 18 años o más que requieran iniciar o finalizar sus estudios, primarios y/o secundarios, deberán concretarlos bajo las diferentes ofertas educativas dependientes de la Dirección de Educación de Adultos, en sus distintos formatos y ámbitos de desarrollo”. La norma detalla que “los actuales Bachilleratos de Adultos, dependientes de la Dirección Provincial de Educación Secundaria, adoptarán la denominación ‘Bachilleratos Juveniles’. Los mismos atenderán la población estudiantil comprendida entre los 15 y 17 años”. Los alumnos que iniciaron sus estudios antes de 2018, en tanto, “proseguirán en los establecimientos educativos en los que venían desarrollando su escolaridad y mientras mantengan la regularidad, hasta su egreso del nivel y conforme el régimen académico para el Nivel Secundario”, expresa la resolución. Una vez que terminen esas camadas, en los bachilleratos no podrán cursar adultos. 

Escobar señaló que la resolución se publicó “cuando ya habían terminado las clases para que nadie la viera, y no notificaron de la medida a los directivos, ni a los inspectores, ni a los alumnos que se habían inscripto en diciembre”. “Recién a fines de febrero mandaron un comunicado para informar a los directivos, a días de que empezaran las clases”, añadió. De esta forma, indicó la gremialista, los estudiantes se enteraron de que no podían empezar a cursar el secundario cuando fueron a la escuela a consultar por el inicio de clases, o a anotarse en el turno de febrero. Muchos docentes, incluso, supieron ayer que los cursos que daban ya no existían. 

“La mayoría de los estudiantes adultos se anotan en febrero, porque en general no pueden proyectar con tanta anticipación que van a estudiar. Son muchos más los que se anotan en febrero que en diciembre”, apuntó. Por su parte, a los estudiantes que se habían inscripto en diciembre se los agregó a una “lista de preinscripción y teóricamente recién en abril serán reubicados en otras instituciones”, precisó Escobar. La gremialista señaló que, más allá de que la cantidad de alumnos desborda las capacidades actuales de los CENS, “hay distritos en los que no hay CENS ni posibilidad de estudiar en el Plan Fines, en donde los bachilleratos eran la única opción para terminar el secundario”. 

Según las estimaciones de Suteba, como mínimo 6000 estudiantes adultos no pudieron empezar las clases (la matrícula mínima en primer año por cada bachillerato es de 15 alumnos) y más de 2000 docentes perdieron sus puestos de trabajo. Para dar un ejemplo concreto, el sindicato calculó que sólo en la Región 1 –integrada por La Plata, Brandsen, Berisso, Ensenada, Magdalena y Punta Indio, en la que existen 33 bachilleratos– el cierre de los primeros años afecta a más de 1000 estudiantes y significará la pérdida de 572 módulos (858 horas cátedra), lo cual equivale al desplazamiento de 363 docentes.

Consultado por este diario, un vocero de la Secretaría de Educación indicó que “los menores podrán seguir en los mismos bachilleratos en cursos acelerados”, mientras que “para los adultos la oferta se va a ir abriendo a medida que suba la demanda en cada región, que crezca la matrícula”. Como ejemplo mencionó que ante la desaparición del Bachillerato para Adultos de la localidad de Ingeniero White, se abrió en la ciudad de Bahía Blanca “una extensión del CENS, en donde podrán cursar quienes estudiaban en el bachillerato de Ingeniero White. Una ciudad queda sólo a diez kilómetros de la otra”, explicó.  

El vocero aseguró, además, que “los docentes que son titulares van a mantener su cargo”, mientras que la situación de los docentes interinos o suplentes “dependerá de la demanda en las instituciones que vayan creando, o en las que se reubican a los estudiantes”. Por otro lado, aclaró que “no hay un motivo económico detrás de la medida, no tiene que ver con reducir el gasto en educación”. Para suplir las opciones que antes garantizaban los bachilleratos, el vocero destacó la implementación de la iniciativa Adultos 3.0. Se trata, según la página web de la Dirección General de Cultura y Educación, de “una web que facilita la accesibilidad de los adultos bonaerenses a la información sobre las ofertas educativas en cada distrito y que les permitirá terminar sus estudios primarios o secundarios”, a través de “planes de estudios articulados, en una plataforma virtual con tutorías”.

Docentes, estudiantes y gremialistas se movilizarán hoy hacia la Dirección de Secundaria de la provincia, en La Plata. Escobar aseguró que “la resistencia de las comunidades es muy fuerte”, y que “nuestro reclamo es que se suspenda la medida”.

Informe: Juan Funes.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: