Saltar al contenido.

El fiscal se pasó de la raya

El juez Rodríguez apartó a Stornelli en la causa que involucra a De Vido

El juez consideró que Stornelli –ex jefe de seguridad de Boca durante la gestión de Mauricio Macri– no mantuvo la imparcialidad mínima en la causa de Río Turbio en la que están imputados De Vido y su segundo, Baratta.

El fiscal Carlos Stornelli reclamó en varias oportunidades que detuvieran a De Vido y a Baratta.
El fiscal Carlos Stornelli reclamó en varias oportunidades que detuvieran a De Vido y a Baratta. 
Imagen: DyN

El juez federal Luis Rodríguez decidió ayer el apartamiento del fiscal Carlos Stornelli de la causa en la que se investigan los convenios entre Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). En todo el proceso, Stornelli mantuvo una dura ofensiva contra Julio De Vido y su segundo, Roberto Baratta, reclamando una y otra vez sus detenciones. Por ejemplo, argumentó que Baratta puso la firma en el convenio marco entre YCRT y la Universidad y que además firmó otros nueve convenios específicos. La defensa de Baratta, a cargo de Juan Pablo Alonso, demostró –exhibiendo los documentos– que el funcionario no firmó los nueve convenios específicos y que sólo puso su rúbrica en el convenio marco porque De Vido estaba internado por un sangrado gástrico. Correspondía entonces, por protocolo, que firmara su segundo. Sobre la base de esas evidencias, Rodríguez apartó a Stornelli del expediente por falta de objetividad y valoración inadecuada de la prueba. En otro expediente paralelo, Stornelli imputó sólo a los ex funcionarios kirchneristas y se abstuvo de acusar al funcionario designado por el macrismo. 

Stornelli tiene una larga historia de cercanía con Mauricio Macri, que incluyó su designación como jefe de Seguridad de Boca Juniors durante la gestión del actual mandatario. Hace dos semanas, cuando se produjeron nuevas detenciones por el caso Río Turbio, el fiscal dictaminó a favor de la libertad del empresario Juan Carlos Lascurain, justito cuando el Gobierno se estaba por reunir con la UIA. En cambio se pronunció en contra de la liberación del intendente de Río Turbio, Atanasio Pérez Osuna, y el ex gerente de YCRT, Miguel Larregina, que tuvieron responsabilidades en la mina durante la gestión kirchnerista. Más llamativo todavía es que no hubo ninguna acusación contra Omar Zeidán, interventor macrista de YCRT, quien siguió adelante con buena parte de los convenios. 

Respecto del apartamiento de ayer, el juez Rodríguez consideró que Stornelli perdió la objetividad que debe mantener un fiscal ya que acusó a Baratta de haber firmado convenios que no firmó. Es que para fundamentar un nuevo pedido de detención contra el número 2 de Planificación, el fiscal esgrimió otra vez que Baratta firmó los convenios, cuando el 7 de febrero, en una indagatoria, Baratta y su abogado exhibieron los papeles y se verificó que no tenían la rúbrica del funcionario. Pese a eso, Stornelli insistió con la detención y con el mismo argumento que ya había sido desvirtuado. Los convenios tuvieron que ver con la construcción del ramal ferroviario de Río Turbio a Río Gallegos y con los trabajos que iba a hacer la universidad en la mina de carbón. 

En este expediente, Stornelli exhibió posturas llamativas. Por ejemplo, pidió el desafuero y la detención de De Vido sin que hubiera sido indagado. El juez sostuvo entonces que no veía evidencia para una medida semejante y ni siquiera consideró pertinente convocar al ex ministro a una declaración indagatoria. En cambio, ordenó 30 medidas de prueba para avanzar en la investigación. Sin embargo, Stornelli siguió embistiendo contra los funcionarios kirchneristas y apeló la decisión de Rodríguez de no pedir el desafuero y no concretar las detenciones. Ahí entró a jugar la Sala II de la Cámara Federal que encabeza Martín Irurzun que esgrimió el argumento de que los ex funcionarios tienen “relaciones residuales” que supuestamente les permitirían obstruir las investigaciones. Además, en el caso de De Vido sostuvo que tenía poder por ser diputado y estar a cargo de la comisión de Energía. Pese al papel de la Cámara, el verdadero protagonista de la detención de De Vido y Baratta fue, claramente, Stornelli. 

Al principio, el ex ministro de Planificación y su segundo estuvieron presos por dos causas, la de Río Turbio y la del Gas Natural Licuado (GNL). En este último expediente, instruido por Claudio Bonadio, se comprobó  –tal como lo señaló PáginaI12 desde el principio– la falsedad de la pericia que se usó como base de la acusación. Por lo tanto se revocó el procesamiento de los dos funcionarios. El perito David Cohen debe prestar declaración indagatoria la semana próxima imputado por el delito de falso testimonio agravado. Lo cierto es que ahora De Vido está preso únicamente por la causa de Río Turbio. 

En los considerandos esgrimidos ayer por el juez Rodríguez se señala que Stornelli perdió la objetividad que debe tener un fiscal, que exhibe enemistad manifiesta. En otros términos desliza que Stornelli se dedica a la caza de kirchneristas. Según trascendió, el fiscal estaba ayer muy enojado por la resolución y planeaba apelar. La doctrina indica que el desplazamiento de un fiscal no es apelable, pero habrá que ver qué dice la Sala II de la Cámara Federal, por lo general también alineada con el macrismo. En el corto plazo, el que tiene que tomar una decisión es Germán Moldes, el superior de Stornelli.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: