Saltar al contenido.

Becarios e investigadores se manifiestan contra el ajuste al Conicet

Un freno al cientificidio

Ante la reunión del directorio del Conicet que tratará un nuevo recorte en los ingresos de investigadores, las organizaciones del sector se movilizarán mañana y pasado al Polo Científico. También rechazan la restricción a las investigaciones de temas libres. 

Imagen: Daniel Paz

Trabajadores, becarios e investigadores del Conicet, junto a diversas organizaciones del sector y de la comunidad universitaria, se movilizarán mañana y el jueves al Polo Científico “contra el ajuste en ciencia y tecnología”. El miércoles se reunirá el directorio del Conicet para, entre otras cosas, definir el número y la modalidad de la convocatoria de este año para ingresar a la carrera de investigador científico y tecnológico: como viene ocurriendo desde que Cambiemos asumió el gobierno nacional, se prevé un nuevo recorte. La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) convoca el jueves a rechazar el inicio del estudio de “dotaciones óptimas” que una consultora contratada por el Ministerio de Modernización comenzará a realizar en el Conicet, y que en otros entes estatales anticipó la llegada de reducciones de personal. Universidades, agrupaciones estudiantiles y sindicatos docentes apoyan los reclamos.

De confirmarse la información que circula gracias a la filtración de un documento borrador del directorio del Conicet, la convocatoria de este año para la carrera de investigador será de 450 vacantes, pero 150 de los cupos serán reservados para universidades y “otros organismos” que quieran presentar postulantes para “fortalecer su estructura de ciencia y tecnología”. Para las organizaciones de científicos y becarios, esa decisión establece un desdoblamiento inédito de la convocatoria. Los dos llamados se harán con convocatorias “diferidas en el tiempo” y “no excluyentes”. Es decir que el concurso tradicional para la carrera en 2018 será de 300 vacantes, un 50 por ciento menor a la del año pasado, y aún no se conoce el detalle de cómo y cuándo se convocará a las otras 150 vacantes.  

También objetan que, con la nueva modalidad, “se restringe más aún la cantidad de ingresos destinados a temas de investigación libres y se introduce una nueva categoría de ingresos que se realizarían en universidades nacionales sin explicitar los métodos de dicha convocatoria”. 

En contra del ajuste y los cambios en la convocatoria, becarios e investigadores llaman a manifestarse mañana a las 11, frente a lo que será la última reunión del directorio del Conicet antes del llamado a concurso, previsto para el 17 de abril. Entre otras organizaciones, de la convocatoria participan la Red Federal de Afectados, Jóvenes Científicos Precarizados, la Comisión contra la Discriminación Etaria en Ciencia, la corriente de universitarios y científicos Liberación, la AGD y la FUBA.

El consejo directivo de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA resolvió solicitar a las autoridades del Conicet que el llamado a ingresos a la carrera incluya un mínimo de 700 vacantes y que se garantice que la mayoría corresponda al llamado en temas generales. Además, llamó a toda la comunidad de la facultad a movilizarse mañana bajo el lema “No a la destrucción de la ciencia argentina”. El consejo directivo aseguró en su resolución que el escenario actual “puede resultar en otra fuga de cerebros” y que “resulta imprescindible dejar de lado las políticas de ajuste y achicamiento del Conicet para volver a la senda de crecimiento y consolidación del sistema científico”. 

En la misma línea se expresó el consejo directivo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. 

Las facultades destacaron también el contraste entre la política actual para con el Conicet y lo establecido por el plan Argentina Innovadora 2020, impulsado por el Ministerio de Ciencia durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, bajo la gestión del aún hoy ministro Lino Barañao, que en su presentación incluso celebró que se sumaran “cada vez más jóvenes” a la profesión científica y tecnológica y propuso no dejar “de pensar en grande”. El plan Argentina 2020, discontinuado por el gobierno de Mauricio Macri, establecía para este año aproximadamente 1100 ingresos a la carrera de investigador del Conicet, por lo que las 300 vacantes actuales representan un ajuste de casi el 70 por ciento.

Desde ATE alertaron por el desembarco del Ministerio de Modernización en el Conicet y el inicio del estudio de “dotaciones óptimas” sobre la planta del organismo. “La aplicación de dicho plan en otras dependencias estatales ha significado el despido de cientos de trabajadores bajo la excusa de la ‘optimización’”, aseguraron en la convocatoria a manifestarse el jueves, a partir de las 9.30, en la sede del barrio de Palermo. 

Informe: Inés Fornassero.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: