Saltar al contenido.

El consumo masivo no logra reaccionar

Cayó más de 5 por ciento en dos años y las perspectivas para éste son negativas

Una consultora privada informó que con un crecimiento del PBI en torno al 2 por ciento y el salario real estancado respecto de 2017 lo más probable es que el consumo no repunte. Las ventas de los supermercados retrocedieron 12 por ciento durante el gobierno de Macri. 

La baja del poder adquisitivo de la población repercutió negativamente en las ventas de las cadenas.
La baja del poder adquisitivo de la población repercutió negativamente en las ventas de las cadenas. 
Imagen: Sandra Cartasso

El consumo masivo acumula dos años de caída con un retroceso mayor a 5 por ciento y lo más probable es que no logre repuntar este año, con un crecimiento del PBI en torno al 2 por ciento y el salario real estancado respecto de 2017, indicó un informe difundido ayer por la consultora Ecolatina. Durante el gobierno de Mauricio Macri las ventas de los supermercados se redujeron 12 por ciento en promedio. 

Ecolatina indicó que “el consumo masivo es una de las variables más golpeadas de los últimos años. En 2016, la actividad económica disminuyó casi 2 por ciento interanual, mientras que el consumo masivo se redujo más del doble (-4 por ciento). El año pasado el PBI trepó casi 3 por ciento, a la par que el sector bajo análisis acumuló su segundo año consecutivo de caída (-1 por ciento)”. De este modo, mientras que entre 2015 y 2017 la actividad agregada registró un avance de 1 por ciento, el poder adquisitivo se redujo 1,1 por ciento y el consumo masivo marcó un retroceso mayor a 5 por ciento.

Pese a que la economía local reencauzó su proceso de crecimiento, esta rama no logra acoplarse a la tendencia positiva. Esta evolución negativa no fue generalizada para el gasto general de los hogares: el consumo privado total (que incluye también la compra de bienes durables y servicios) avanzó 2,5 por ciento en los últimos dos años, por lo que se observa una sustitución en la composición del consumo hacia el interior del presupuesto de las familias.

Asimismo, se está experimentando una reconfiguración dentro del consumo masivo: mientras que el canal mayorista acumuló un alza cercana a 25 por ciento en cantidades a lo largo de la gestión Cambiemos, los supermercados e hipermercados redujeron sus ventas en 12 por ciento.

Por otra parte, debido a la suba de tarifas, entre diciembre de 2015 y marzo de 2018, la inflación de Precios Regulados para el Gran Buenos Aires casi triplicó al índice general (226 y 88 por ciento, respectivamente según el IPC Ecolatina. “Por lo tanto, motivada por la nueva configuración de precios relativos, el ‘ingreso disponible’ para el consumo masivo se achicó”, concluyó el informe.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: