Skip to content

Una tarifa social cada vez menos social

El Gobierno recortó el beneficio en diciembre y se niega a dar marcha atrás

Ofreció dejar en suspenso los cambios para el gas sólo en mayo y junio y que las provincias compartan el costo fiscal de la medida. De ese modo, los usuarios vulnerables recuperarán el descuento original a mediados del otoño y volverán a perderlo apenas iniciado el invierno.

El recorte de la bonificación llega cuando el incremento interanual de la tarifa plena supera el 100 por ciento.
El recorte de la bonificación llega cuando el incremento interanual de la tarifa plena supera el 100 por ciento. 

La negativa a modificar la tarifa social del gas se convirtió en la mayor muestra de la intransigencia oficial. Los referentes radicales le solicitaron al presidente Mauricio Macri la semana pasada suspender las limitaciones que se introdujeron en el beneficio a partir de diciembre y la contrapropuesta fue frenar su aplicación sólo por dos meses, siempre y cuando las provincias compartan el costo fiscal de la medida. Si finalmente se llega a un acuerdo, los usuarios más vulnerables recuperarán el descuento original durante parte del otoño y volverán a perderlo a los nueve días de iniciado el invierno.

Beneficio y cambios

El primer tarifazo del gas que aplicó el gobierno en abril de 2016 fue complementado con una tarifa social para los sectores de bajos recursos que incluía la bonificación del 100 por ciento del gas natural que consumiesen, debiendo abonar sólo los costos de transporte y distribución incluidos en la factura. A partir de diciembre del año pasado ese beneficio se recortó.

Ahora la bonificación es de 100 por ciento, pero solo sobre un bloque de consumo base y de 75 por ciento sobre un segundo bloque cuyo volumen es igual al bloque inicial, en línea con el beneficio vigente para los usuarios de la electricidad.

El consumo alcanzado por la bonificación del 100 por ciento varía según la compañía y el mes, tal como se detalla en el anexo II de la resolución 474-E del 30 de noviembre de 2017. Por ejemplo, un cliente de Gas Natural Ban tendrá en agosto una bonificación de 100 por ciento sobre los primeros 73 m3 y de 75 por ciento sobre los 73 m3 siguientes. Por lo tanto, a partir de los 146 m3 de consumo mensual empieza a pagar el gas como cualquier otro cliente.

El 28 de marzo, cuando anunció el último aumento, el ministro de Energía Juan José Aranguren, justificó los cambios: “A partir de la adecuación tarifaria de diciembre hicimos algo muy parecido a lo que rige para la red eléctrica en donde el consumo equivalente para el usuario R1 está liberado del costo. Luego de ese nivel hay un bloque que paga el 25 por ciento y después rige la tarifa plena. Creemos que es una forma de fomentar el uso responsable del gas natural”, aseguró.

Los cambios pasaron relativamente desapercibidos en diciembre, pero ahora que se acerca el invierno diversos especialistas advirtieron que los usuarios de la tarifa social deberán afrontar fuertes aumentos ya que el recorte de la bonificación llega justo cuando el incremento interanual acumulado de la tarifa plena supera el 100 por ciento (al incluir las subas de diciembre y abril). Fue por eso que hasta la Unión Cívica Radical, integrante de la coalición Cambiemos, pidió revisar la medida por temor al impacto que generará entre los más pobres.

Consumo estimado

El portal del Ente Nacional Regulador del Gas ofrece un simulador para calcular el consumo de gas estimativo de una vivienda. Si se toma como referencia un matrimonio con dos hijos pequeños en una casa ubicada en la localidad de Gregorio de Laferrere, el consumo bimestral en invierno llega a 713,5 m3 desagregado del siguiente modo:

  • Una estufa de 2500 Kcal/hora en el living comedor 12 horas en piloto y 12 horas encendida todos los días del mes consume 209,4 m3.
  • Una estufa de 2500 Kcal/hora en la pieza de los chicos 16 horas en piloto y 8 horas prendida todos los días suma otros 149,6 m3.
  • Un calefón de 12 litros por minuto prendido dos horas diarias y quedando las 22 horas restantes del día en piloto consume 260,3 m3.
  • Una hora de un horno doméstico por día suma 16,2 m3.
  • Dos horas diarias de un anafe de cuatro hornallas agrega otros 78 m3.  

La tarifa social de Gas Natural Ban en julio bonifica el 100 por ciento de los primeros 89 m3 consumidos y el 75 por ciento de los segundos 89 m3, mientras que en agosto solo 73 m3 están cubiertos con la bonificación del 100 por ciento y los segundos 73 m3 tienen un 75 por ciento de descuento. Por lo tanto, en ese bimestre, que en teoría es el más frío del año, el subsidio cubriría total o parcialmente el consumo de 324 m3, mientras que los 389,5 m3 restantes que completan el consumo estimado de 713,5 m3, que el año pasado estaban bonificados al 100 por ciento, deberán ser afrontados sin ningún tipo de descuento.

Sin concesiones

Ante el pedido de revisión de esta medida, el gobierno ofreció suspenderla solo durante mayo y junio, pese a que ese período cubre apenas nueve días del invierno. “Esto permitirá implementar una campaña de difusión sobre los alcances del régimen de tarifa social y de prácticas para reducir el consumo de gas natural”, aseguró el Ministerio de Energía el lunes a través de un comunicado, aunque el restablecimiento del beneficio original se implementará solo en aquellas provincias que se hagan cargo del 50 por ciento del costo fiscal adicional que suponga ese subsidio, algo difícil de calcular porque dependerá de cuánto frío haga y cuánto consuman los usuarios de la tarifa social.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: