Saltar al contenido

La vuelta del capitán Veto

Polémica por el posible veto presidencial al proyecto sobre tarifas

Desde el macrismo consideraron “razonable” que el Presidente vete el proyecto que limita el tarifazo al que la Cámara de Diputados dio media sanción el miércoles. La oposición lo consideró un gesto de autoritarismo. 

El miércoles por la noche la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto opositor.
El miércoles por la noche la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto opositor. 
Imagen: Télam

La posibilidad de que el presidente Mauricio Macri vete de la ley que votó la Cámara de Diputados para limitar el tarifazo generó una polémica entre oficialismo y oposición. El presidente provisionales del Senado, Federico Pinedo, consideró lógico el rechazo “si se vota una ley que sería muy negativa para Argentina o para los argentinos, no me parece algo ilógico que el presidente cuide a los argentinos”. Todo lo contrario opinó el desplazado presidente del Partido Justicialista y diputado del FpV-PJ, José Luis Gioja. “Sería un despropósito, un acto de autoritarismo y de soberbia sin límites hacer eso, unilateralmente, sin una consulta”, señaló. 

Cerca de la medianoche del miércoles, y luego de un extenso debate, la Cámara Baja dio media sanción por 133 votos a favor a 94 en contra al proyecto que retrotrae las tarifas de los servicios a noviembre pasado y ata su aumento al índice de variación salarial. Ya cuando se vio que la oposición contaba con los votos suficientes para la aprobación, desde la Casa Rosada surgieron las versiones que adelantaban que Macri estaba dispuesto a utilizar el veto, una práctica de la que suele echar mano tanto ahora en el Ejecutivo Nacional como cuando estuvo al frente de la Ciudad de Buenos Aires. 

Desde el oficialismo, Pinedo defendió la supuesta lógica de esta decisión. “Es una facultad que le da la Constitución de vetar y mandarla de vuelta al Congreso, para que el Congreso lo tenga que revisar”, indicó el presidente provisional del Senado. De acuerdo a la visión de Pinedo, existen “distintos tipos de opositores” y que uno de estos tipos son “los que quieren destruir todo porque creen que, destruyendo todo, se benefician”, que serían los que impulsaron la iniciativa. Describió a los “opositores serios” como quienes “saben que la oposición es parte de los gobiernos democráticos y saben que si tienen funciones de gobierno ellos mismos, como los gobernadores, también son responsables de lo que le pase a la Argentina y lo que le pase al pueblo argentino”.

Por su parte, el secretario de Fortalecimiento Institucional y hombre de Elisa Carrió en el Ejecutivo, Fernando Sánchez, reconoció que “una familia tiene razón en ponerse en alerta por ver modificado el valor de las tarifas”, aunque defendió que Macri vete la norma porque se trataba de “un acto de responsabilidad del presidente”, y agregó que “aprobar un proyecto de ley que no dice de dónde van a sacar doscientos mil millones de pesos, es un acto de irresponsabilidad enorme”. En el extenso debate parlamentario –tanto en las comisiones como el que se dio en el recinto– hubo legisladores opositores que explicaron de dónde podrían salir los recursos necesarios.

“A ellos (por el Gobierno) que les gusta inflar globos, sobre todos amarillos, de tanto inflar les van a explotar, pero como siempre, le van a reventar a los más humildes”, salió Gioja al cruce de los argumentos oficiales. El sanjuanino pidió a los integrantes de Cambiemos “no joder más a la gente” con las decisiones de gobierno.

El jefe del bloque de diputados del FpV-PJ, Agustín Rossi, señaló que a su bancada no le interesaba “lo que le pase a las empresas, le queremos dar voz a los que no la tienen. Venimos a decirle al Gobierno que se le fue la mano con el tarifazo. Sesionamos con la amenaza del veto, porque a este Gobierno le preocupa poco el Congreso de la Nación”. Consideró que “si veta la ley el Presidente estaría cometiendo un gravísimo error, porque la oposición le está ofreciendo al gobierno una salida a un problema que ellos mismos crearon”. Añadió que “lo que hicimos distintos bloques opositores fue interpretar el reclamo de la gente, darle representatividad institucional y dar media sanción a una ley que claramente lo que hace es ponerle un freno responsable a este proceso tarifario”.

En el mismo sentido, uno de los jefes de la CGT, el barrionuevista Carlos Acuña aseguró que “si el Gobierno rechaza una ley sobre tarifas estará desconociendo un poder del Estado. Si hay veto tendrá que haber un paro. Hubo compañeros que propusieron mantener la prudencia para que los funcionarios hagan lo que tengan que hacer y si no, nosotros sabremos cómo actuar”. 

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: