Skip to content

La desinflación duró muy poco

Las consultoras estiman que la inflación orilló 4 por ciento en junio

Aun las consultoras de orientación más ortodoxa anticipan que la política antiinflacionaria del Gobierno quedó sepultada con la corrida cambiaria de los últimos dos meses. Sin incidencia de tarifas, la inflación de junio superó el 4 por ciento, calculan.

Los precios más ligados a insumos dolarizados son los más afectados por la corrida cambiaria.
Los precios más ligados a insumos dolarizados son los más afectados por la corrida cambiaria. 
Imagen: Guadalupe Lombardo

La inflación del mes de junio habría alcanzado entre el 3,5 y el 4 por ciento, de acuerdo a las estimaciones dadas a conocer por seis consultoras privadas. El aumento acumulado en los últimos doce meses, coinciden estos distintos estudios, se ubicó entre el 29 y 30 por ciento. Un rasgo particular que surge del relevamiento es que la suba de precios en junio, a diferencia de lo ocurrido en otros meses, se centró en los ajustes practicados por el sector privado sin regulación oficial de precios. Es decir, la denominada inflación “núcleo” se ubicó en tornó al 4 por ciento, motivada fundamentalmente por el impulso que le dio la devaluación a la elevación del precio de los insumos. “Comienza a observarse el impacto de la corrida cambiaria sobre los precios”, señala una de esas consultoras, reflejando en buena medida la opinión de todas. 

 Las consultoras que anticiparon su estimación del aumento de precios en junio, adelantándose en casi dos semanas al dato oficial que se revelará el 17 de este mes (la fecha de publicación, según la agenda del Indec), dan por tierra con las expectativas del gobierno en cuanto a la baja de la inflación para este año, fundamentalmente a partir de la escapada del dólar a partir de abril. De un cálculo inicial del 8 al 12 por ciento del objetivo de inflación para este año, trazado por el gobierno de Mauricio Macri para este año, en conferencia de prensa hacia fin de año –después de haber logrado la aprobación del Presupuesto General para este año en el Congreso– modificó la pauta de inflación esperada elevándola al 15 por ciento. Al encarar las negociaciones con el FMI, tras el estallido de la crisis cambiaria en abril, el gobierno abandonó el anticipo de la meta inflacionaria para este año. De todos modos, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a cargo de la coordinación de la política de ajuste negociada con el Fondo, deslizó que el gobierno apuesta a que la inflación cierre el año en torno al 27 por ciento, sepultando el camino a la denominada desinflación. Con el aumento estimado para el índice de precios al consumidor de junio, ya quedaría superada en apenas un semestre la última meta fijada en el 15 por ciento.

 Según la consultora Elypsis, los relevamientos preliminares indican que la inflación de junio fue del 3,8 por ciento a nivel nacional, mostrando una fuerte aceleración respecto de mayo, cuando el indicador registró un alza del 2,6 por ciento. El indicador núcleo, que no tiene en cuenta subas estacionales o los ajustes de tarifas, arrojaría un incremento del 4,2 por ciento para el mes pasado. La consultora fue fundada y conducida por el economista Eduardo Levy Yeyati, vinculado al gobierno en su primer tramo y aun hoy hombre de consulta de los principales funcionarios del área económica, Luis Caputo y Nicolás Dujovne.

 El Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala informó que su Índice de Relevamiento de Precios (IRP) registró un aumento de 4 por ciento en junio, alcanzando un 29,6 por ciento en los últimos doce meses. “De esta manera, comienza a observarse el impacto de la actual corrida cambiaria sobre los precios”, indicó en su informe dicho instituto, de orientación heterodoxa. La inflación núcleo que surge del análisis del ITE se ubicó en el 4,1 por ciento, la más elevada desde diciembre de 2015. Respecto de junio de 2017, el crecimiento de la inflación núcleo  alcanzó al 26,1 por ciento, según la Fundación Germán Abdala.

 Eco Go consultores reportó que la inflación medida por su Relevamiento de Precios Minoristas (RPM) exhibió un aumento del 3,7 por ciento en junio, llevando el indicador acumulado hasta el 29,8 por ciento en los últimos doce meses. La misma consultora, cuya directora ejecutiva es la economista Marina Dal Poggetto, estimó que la inflación núcleo se ubicó en el 3,7 por ciento en junio, alcanzando al 28,8 por ciento anual si se compara el actual valor del índice con el de junio del año pasado.

 El economista Fausto Spotorno, del Estudio Orlando Ferreres y Asociados, indicó que el indicador de inflación para junio arrojó un alza del 3,9 por ciento mensual y del 28,4 por ciento medido en términos anuales. “Llegó el impacto de la devaluación”, estimó el economista tras la crisis cambiaria que hizo disparar el precio del dólar en los últimos dos meses. Para el estudio Ferreres, la inflación llegó al 15,5 por ciento en el primer semestre del año. 

 Finalmente, para la consultora C&T la inflación de junio fue del 3,5 por ciento, acumulando así 30 por ciento en los últimos doce meses. Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de Ecolatina, proyectó a su vez una inflación de 3,5 por ciento para junio y de un 30 por ciento para todo el año.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: