Saltar al contenido

Otra vuelta al torniquete para frenar al dólar

El Banco Central aumentó en 3 puntos los fondos que deben inmovilizar los bancos para quitar presión cambiaria

Ante la resistencia del sistema bancario a comprar bonos a un año con los fondos que ya no pueden invertir en Lebac, Caputo endureció las restricciones monetarias con mayores encajes. Además, negocia un swap con China por 4000 millones.

Luis Caputo, presidente del Banco Central, redujo la liquidez en pesos en el mercado para ayudar a disminuir la demanda de divisas.
Luis Caputo, presidente del Banco Central, redujo la liquidez en pesos en el mercado para ayudar a disminuir la demanda de divisas. 
Imagen: Sandra Cartasso

Las tensiones cambiarias dieron un día de respiro al equipo económico. El mundo se mostró más tranquilo, con un fuerte descenso de los indicadores de volatilidad global, y colaboró para contener las presiones con el tipo de cambio. El Banco Central no tuvo paciencia con los bancos por no haber comprado Nobac a un año y les subió en 3 puntos porcentuales la obligación de encajes. Son unos 60.000 millones de pesos adicionales que deben inmovilizar. Esto redujo la liquidez de pesos en el mercado y ayudó a disminuir la demanda de divisas. El dólar cerró en 30,49 pesos, con una baja de 22 centavos. El titular de la autoridad monetaria dejó trascender que cerró un acuerdo con el Gobierno chino para endeudarse en 4000 millones de dólares con una ampliación de un swap colocado en 2014 (ver aparte). El Central subastó 55 millones de dólares, en tanto que en la semana ya acumuló ventas por 1667 millones. Las reservas cerraron en 54.653 millones de dólares. Se trata una suba diaria de 4 millones y una caída en las últimas tres jornadas hábiles de 2217 millones.

El tipo de cambio mayorista se ubicó en 29,84 pesos, al anotar una disminución de 16 centavos. El volumen operado en este mercado en el que participan bancos e inversores de gran tamaño (exportadores e importadores) se ubicó en 656 millones de dólares, con un descenso de 52 por ciento. El Central subastó sus divisas a un precio promedio de 29,72 pesos y la cotización mínima a la que vendió fue 29,65. Los 55 millones de dólares adjudicados representaron el 11 por ciento de las divisas que la entidad puso a disposición para subastar (500 millones). El lunes Caputo había dicho que no se seguirían haciendo subastas diarias pero en los días siguientes hubo una oferta de dólares récord con este mecanismo. 

La gran preocupación entre los inversores de la city es que a este ritmo no alcanzan las reservas para cumplir con el cronograma de deuda pautado para este año y el próximo. En el Central lo tienen claro y decidieron recurrir a un swap con China para aumentar las divisas disponibles en las reservas. El equipo económico había dicho que este año no emitiría nuevos pasivos en el exterior pero no pudo sostener esta promesa por la masiva fuga de divisas de los últimos meses. Las reservas en agosto bajaron 3342 millones de dólares, mientras que anotaron un retroceso de 8621 millones desde el 22 de junio, la fecha en que ingresó el préstamo del Fondo Monetario. La entidad tiene que devolver a fin de año un préstamo Repo con bancos del extranjero por 4200 millones de dólares y el swap con el Banco Central chino permite hacer una especie de roll over de esa deuda sin convalidar una nueva suba de la tasa de interés.

El mercado de dólares futuros acompañó las menores presiones en el spot. Se negoció un volumen equivalente a 786 millones de dólares, en donde más del 60 por ciento se pactó para agosto y septiembre. Los contratos para esas fechas se negociaron a 30,09 y 30,98 pesos, respectivamente, con bajas cercanas a los 45 centavos respecto de los contratos negociados al principio de esta semana. Las tasas de interés implícitas en los futuros fueron de 20,4 por ciento anualizada para este mes y de 30,9 por ciento para las operaciones de septiembre. En lo que refiere al resto de las tasas de interés de la economía, se destacó el 40 por ciento con el que se negociaron los préstamos entre los bancos (tasa interbancaria), en tanto que las Lebac en el mercado secundario se ubicaron a 34 días en 45,0 por ciento y a 97 días, en 41,8. Estos niveles de tasas llevan más de tres meses y se estirarán al menos hasta octubre, según el presidente del Central. El impacto para la actividad real es cada vez más importante.

La bolsa porteña ayer no acompañó el optimismo con los bonos emitidos en moneda extranjera ni las menores presiones cambiarias. El MerVal marcó un retroceso del 0,3 por ciento, al ubicarse en 26.938 puntos. Las caídas más importantes fueron en Holcim (-3,2 por ciento) y Grupo Financiero Galicia (-2,2 por ciento). Los títulos públicos, en tanto, volvieron a subir y permitieron una caída del riesgo país. Este indicado elaborado por JP Morgan se ubicó 658 puntos básicos, al disminuir 6 por ciento. El riesgo país se había disparado arriba de 740 puntos el lunes.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: