Saltar al contenido

Avanzo un 60% trabajos para óptimo ingreso de las aguas del rio Bermejo

Un importante despliegue de maquinarias viales y  operarios fueron afectados por el gobierno provincial en la franja suroeste del territorio, con el propósito de ejecutar los trabajos que aseguren el óptimo ingreso de las aguas del rio Bermejo a nuestro territorio. Las labores son fundamentales para abastecer de agua a las poblaciones de la zona (Laguna Yema, Pozo del Mortero, Juan Gregorio Bazán y Las Lomitas) y las explotaciones productivas en expansión en la región.

Los trabajos los lleva adelante la DPV en el canal El Aybal que nace en las márgenes del Bermejo y está siendo liberado de sedimentos (profundización) y elementos que se han   depositado en su longitud cercana a los 4,5 kilómetros. Con estas enormes tareas se pretende que en el ciclo de aguas altas pueda ser aprovechado al máximo y el vital líquido escurra sin contratiempos hasta el riacho Teuquito, y desde allí, canalización de casi 35 kilómetros mediante llegar y recargar la zona del embalse Laguna Yema.

Desde allí abastecer a otra amplia franja del territorio y llegar a Las Lomitas a través del canal revestido de hormigón de cien kilómetros de extensión, garantizando la disponibilidad del vital liquido para el consumo humano y el abastecimiento a los proyectos agropecuarios establecidos en el centro oeste formoseño.

Las labores se ejecutan a unos 480 kilómetros de esta ciudad capital, para lo cual Vialidad dispuso el despliegue de más de media docena de maquinarias viales, como excavadoras, cargadoras frontales, camiones y tractores. Se avanzo en un 60% y si todo el frente de trabajo no merma por condiciones climáticas adversas, en no más de dos o tres semanas habrá concluido.

Directivos del organismo revelaron que los trabajos comenzaron el mes pasado debido  a la gran cantidad de materiales en suspensión que transporta el río, se produjo una acumulación de sedimentos en el canal por lo que entendieron lo imperioso de estos trabajos durante el actual periodo de estiaje, es decir  cuando no se produce el ingreso del agua. El suelo resultante de la extracción, se acopia ordenadamente fuera del mismo, a fin de mantener la sección y los taludes, en óptimas condiciones para un futuro mantenimiento.

Más de una veintena de trabajadores han sido afectados a estos trabajos, que durante la cíclica crecida que se da en el periodo comprendido entre fin de año a un periodo de cuatro meses posteriores, el agua alimente a todo el sistema regado desde el embalse de Laguna Yema, para lo cual es imprescindible su capacidad de conducción.

Indicaron los técnicos de la DPV que en épocas de crecida del río Bermejo, esta obra permite el ingreso de las aguas en forma natural y que en épocas de estiaje se las impulsa  mediante una estación de bombeo que se encuentra instalada desde mediados del año 2013. Consta de un pontón flotante, equipos generadores y dos electrobombas sumergibles, que son suministradas por combustible, provenientes de  tanques de almacenamiento de 10.000 litros de capacidad cada uno que son abastecidos en forma continua.

Dicha  institución posee un campamento con personal permanente en dicho lugar, a fin de llevar un control continuo de los trabajos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: