Saltar al contenido.

Tomas y clases públicas en la previa de la marcha

La comunidad universitaria se manifiesta hoy en todo el país en rechazo al ajuste salarial y presupuestario

Las federaciones docentes, estudiantiles y de trabajadores se movilizan a Plaza de Mayo, en defensa de la universidad pública.

“Sin universidad pública no hay futuro”, fue la consigna del abrazo simbólico realizado ayer en la Ciudad Universitaria de la UBA.
“Sin universidad pública no hay futuro”, fue la consigna del abrazo simbólico realizado ayer en la Ciudad Universitaria de la UBA. 

El conflicto salarial y presupuestario que atraviesa a las 57 universidades nacionales por cuarta semana consecutiva saldrá hoy a la calle, cuando estudiantes, docentes, autoridades académicas, investigadores y trabajadores no docentes participen, desde las 17, de la Marcha Nacional Universitaria que irá desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo, con réplicas en las principales plazas del país. Ayer, la previa a la movilización se vivió como una verdadera rebelión educativa, con asambleas estudiantiles y docentes multitudinarias, clases públicas, abrazos simbólicos y tomas simultáneas de facultades.

Desde la noche del martes, los estudiantes comenzaron la ocupación pacífica de las facultades e institutos dependientes de las universidades nacionales, que fue resuelta por asambleas multitudinarias. En Buenos Aires, la primera toma fue la de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Durante la tarde de ayer las asambleas de las facultades de Medicina, Arquitectura, Ciencias Sociales, Farmacia y Bioquímica, Ciencias Veterinarias, Exactas y Agronomía, el CBC (sede central), el Colegio Nacional de Buenos Aires y la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, todas de la UBA, votaron la ocupación de los edificios, que se mantendrá hasta la noche del viernes.

Lo mismo ocurrió en distintos puntos del país: en facultades de la Universidad Nacional de Cuyo (Educación, Filosofía y Letras y Ciencias Políticas y Sociales), de la Universidad Nacional de Rosario (Arquitectura, Humanidades y el Instituto Superior de Música), de la Universidad Nacional de La Pampa, la sede Cipolletti de la Universidad Nacional de Río Negro, la Universidad Nacional de Comahue (Humanidades y el acceso al Rectorado), la Universidad Nacional de San Luis (Turismo y Urbanismo y el Rectorado), la Universidad Nacional de Entre Ríos (Trabajo Social y Ciencias de la Educación), la Universidad Nacional de Córdoba (Artes, Filosofía y Humanidades, Psicología y Arquitectura, Diseño y Urbanismo), la Universidad Nacional del Litoral (Humanidades y Ciencias), la Universidad Nacional de La Plata (Trabajo Social, Bellas Artes y Psicología), el Consejo Escolar de la Universidad de Mar del Plata y las escuelas medias de la Universidad Nacional del Sur. 

Además de las tomas, estudiantes y docentes realizaron durante la tarde de ayer diferentes actividades para visibilizar el conflicto que hoy alcanzará su punto más alto con la marcha convocada por todas las federaciones de profesores –Conadu, Conadu Histórica y Fedun, principalmente–, la FUA y federaciones estudiantiles regionales, y el sindicato de trabajadores no docentes (Fatun). 

En la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, los profesores Eduardo Grüner, Pablo Alabarces, Silvia Lago, Carlos Mangone, Pablo de Marinis y Christian Castillo dictaron una “megaclase pública”. Desde la Asociación Gremial Docente (AGD-UBA) –que organizó la actividad– consignaron que “la necesidad de llevar los reclamos a la Plaza, centro político de poder, se impuso al calor de un conflicto que es salarial y presupuestario, pero que al mismo tiempo es un reclamo en defensa de la universidad pública y gratuita, contra las políticas del gobierno de (el presidente Mauricio) Macri y (el ministro de Educación, Alejandro) Finocchiaro”. “Derrotemos las maniobras del Gobierno, el gran conspirador contra los derechos de los trabajadores y el pueblo”, plantearon. Paralelamente, continuaron las clases públicas en Plaza de Mayo: allí, el reconocido biólogo y profesor Alberto Kornblihtt señaló que “la universidad pública está siendo castigada por este gobierno”. En Ciudad Universitaria, la comunidad de Exactas y de la FADU realizó un abrazo simbólico en defensa de la ciencia y bajo la consigna “Sin universidad pública no hay futuro”.

Desde la FUBA, Adrián Lutvak consideró que “esto es lo que pasa cuando un gobierno ataca a la educación como lo hace Cambiemos. A 100 años de la Reforma Universitaria, el movimiento estudiantil, en unidad con los docentes, demuestra una vez más que está comprometido hasta las últimas consecuencias en la defensa de la educación pública”.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: