Saltar al contenido

Los cazadores del arca perdida

Volvieron las retroexcavadoras y las dudas en torno a las causas de CFK y Lázaro Báez

Pese a que Báez no aparece en los cuadernos del chofer, la Justicia ordenó excavaciones en su propiedad en busca de un container con dinero supuestamente relacionado con la ex presidenta. Además, le pusieron fecha al juicio del empresario.

En la causa de las fotocopias de los cuadernos no podían faltar las imágenes de las retroexcavadoras. Comodoro Py y Patricia Bullrich ofrendaron esas fotos a los medios adictos durante todo el fin de semana, aunque nunca explicaron por qué Lázaro Báez tendría dinero originado en ese expediente si el nombre del constructor ni siquiera figura en los cuadernos. Tampoco se explica por qué un dinero eventualmente encontrado en un container enterrado tendría relación con Cristina Fernández de Kirchner, teniendo en cuenta que ya en una causa judicial sobre la plata de Báez, encontrada en Suiza, el juez Sebastián Casanello dictaminó que no halló ninguna evidencia de relación con la ex mandataria. La Cámara Federal, alineada con la Casa Rosada, ordenó que igual sea indagada porque, aunque no haya pruebas, hay que aplicar “el sentido común”. Ayer se anunció que el juicio sobre ese dinero de Báez dará comienzo a las apuradas, el 30 de octubre. La cuestión también plantea un interrogante: ¿por qué si Báez sacó dinero a Suiza iba a enterrar plata en un container?

Sur

El viaje al Sur fue tan “secreto” que hubo algún medio que lo cubrió con un dron y estuvieron a disposición todas las fotografías que fueran necesarias. Esto demuestra que no existe la menor intención de investigar en forma seria y con bajo perfil, sino que todo el objetivo es político: tapar los graves problemas económicos y apuntar al desgaste de la ex presidenta. El modelo es el de Brasil y consiste en utilizar a la justicia como arma contra lo que llaman “populismo”.

La excursión se basa, supuestamente, en tres testimonios de personas que trabajaron con Báez y que, buscando la recompensa, habrían declarado que participaron o vieron cuando se enterró un contenedor con plata en la estancia Paz Aike, a 50 kilómetros de Calafate. 

Juez

Con esa información, se debió enviar los datos a Casanello, que investiga el lavado de dinero de Báez, o incluso a Julián Ercolini, a cargo de la causa de la obra pública en Santa Cruz y que tiene al constructor como principal imputado. Es que el nombre de Báez no figura en los cuadernos y en cambio es investigado por los otros dos magistrados. 

Ayer, el diario La Nación, en nota redactada por Hugo Alconada Mon y Diego Cabot, verdaderos voceros en la causa de las fotocopias, adelantaron que se va a llamar a declarar a más ex funcionarios y empresarios, incluyendo a “allegados al presidente Macri”. En verdad no se entiende por qué no es citado el propio mandatario y su padre Franco cuando hay dos “arrepentidos” que dicen que pagaban coimas para arreglar licitaciones y para tener ventajas en el negocio de los peajes. 

Más allá de que las citaciones tienen basamento político, priorizando a cualquiera que haya pertenecido al gobierno anterior, el aparato judicial se planta como una amenaza arbitraria contra todos, metiendo en la cárcel a las personas que niegan los cargos, sin que exista ni peligro de fuga ni de alterar la investigación de hechos de hace tres años y sin verificar nada de lo que dicen los supuestos “arrepentidos”.

Dinero

Las empresas de Lázaro Báez ganaron licitaciones viales por 42.000 millones de pesos, como surge claramente de la causa judicial correspondiente y de la auditoría hecha por Vialidad Nacional en la cual no se encontró ninguna anomalía. Además de la construcción de rutas, Báez ganó otras licitaciones, de manera que el total de sus contratos estuvo muy por encima de esa cifra. En ese marco, no es ilógico que el empresario haya acumulado una fortuna.

O sea que si se encuentra dinero, no se entiende por qué se vincularía con las fotocopias de los cuadernos. O incluso por qué se vincularía con la ex presidenta Kirchner. Es público y notorio, además, que Báez y la ex mandataria no tenían una buena relación. 

Fuga

También resulta extraño lo del enterramiento de dinero, dado que Báez sacó plata al exterior. Es decir que si tenía la estructura para depositar dinero en Suiza, no se entiende por qué lo pondría bajo tierra. 

Con la ayuda de los fondos buitres y los servicios de inteligencia norteamericanos, al santacruceño se le encontraron sociedades en Las Vegas y en Suiza, y dinero sacado al exterior y no declarado por 60 millones de dólares. La causa es la que instruyeron Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan, pionero en las expediciones con retroexcavadoras. 

En ese expediente, el magistrado no encontró ninguna evidencia de que Báez fuera testaferro de los Kirchner, al punto que las cuentas en Suiza tenían como beneficiarios a los hijos del empresario, con la instrucción al banco de que el dinero debía entregarse a los hijos cumplidos 30 años de la muerte de Báez. O sea que el padre no quería que sus cuatro descendientes se gastaran la plata. 

Pese a esa evidencia, la Cámara Federal, por dos votos a uno, le ordenó a Casanello que cite a Cristina en esa causa, instrucción que el magistrado cumplió convocando a la ex mandataria para el 18 de septiembre, es decir el martes próximo. La Cámara alegó que Báez armó el entramado de empresas a las que se derivaron fondos públicos, por lo tanto el juez debe usar “el sentido común” para vincular al empresario con CFK, siendo Báez supuesto prestanombre de los Kirchner. 

Aunque se encuentre dinero será difícil vincularlo con CFK 

Queda el interrogante de por qué Báez enterraría plata teniendo sociedades y cuentas en el exterior y, supuestamente, contando con una estructura con capacidad de sacar el dinero del país. Son puntos oscuros que habrá que develar.

Cadáver

En su momento, el ex juez de la Corte Raúl Zaffaroni sostuvo que las fotocopias de los cuadernos son un indicio, pero que “si una fotocopia dice que en el jardín hay un cadáver, hay que encontrar el cadáver”.

En otras palabras, en la causa se habla de mucho movimiento de dinero para el enriquecimiento de los jefes y organizadores de la asociación ilícita, pero hasta el momento no se le encontró nada ni a los Kirchner ni a Julio De Vido ni a Roberto Baratta. No se detectaron sociedades ocultas, cuentas en paraísos fiscales, bóvedas, propiedades no declaradas o blanqueos millonarios. Cada vez que se buscó, lo que se encontró fueron bienes escondidos de los miembros del actual gobierno, empezando por la propia familia Macri.  

Servicios

El fin de semana, el periodista de Ambito Financiero Mariano Martín publicó un tweet en el que contaba que una fuente le advirtió el lunes pasado que “hay media Side en el sur enterrando guita. La versión pareció descabellada, pero tomó otro cuerpo cuando se supo de la excursión de las excavadoras.

Por supuesto que fuentes de la Casa Rosada desmintieron rotundamente la existencia de esa maniobra, alegaron que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) carece de capacidad operativa para hacer algo así y sostuvieron que sería muy difícil hacerlo en secreto en un terreno tan inhóspito. La explicación parece valedera aunque debe recordarse la trayectoria del propio presidente y sus allegados recurriendo a aparatos de inteligencia paralelos como el que comandaban Ciro James y Jorge “Fino” Palacios. 

En todo caso, si el famoso container aparece, habrá que tamizar lo que se encuentre en función de las sospechas de manipulación que existen.

Juicio

Ayer, el Tribunal Oral Federal número 4 fijó fecha para iniciar el juicio contra Báez, Leonardo Fariña y otros por lavado de dinero. Las audiencias comenzarán el 30 de octubre. Comodoro Py realizará un titánico esfuerzo por meter a CFK en ese juicio, pero no va a ser fácil. La ex mandataria está citada por el juez Casanello para el 18 de septiembre, luego habrá 10 días para que el magistrado resuelva el procesamiento o la falta de mérito y después se entrará en el terreno de las apelaciones, especialmente por parte del gobierno, representado por la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera. Todo indica que será muy difícil que puedan meter a Cristina en ese juicio, pero ya se han visto todo tipo de milagros y maniobras en Comodoro Py. 

El Tribunal es el mismo que recientemente condenó a Amado Boudou en el caso Ciccone pero que, de manera asombrosa, lo mandó a la cárcel, cuando en todos los expedientes anteriores nunca envió a prisión a un condenado sino que esperó el resultado del recurso de Casación. El alfil del Tribunal es Pablo Bertuzzi, alineado con la Casa Rosada, y que negocia su incorporación a la Cámara Federal. Junto con Bertuzzi integran el Tribunal Gabriela López Iñiguez–que en el caso Ciccone votó en disidencia– y Néstor Costabel. 

El apuro del TOF 4 parece orientado a tener otro elemento para sacar a CFK de la campaña electoral de 2019, aunque parece difícil que pueda haber condena antes de fin del año próximo. La alternativa es la causa por la obra vial, fijada para iniciarse el 26 de febrero. Y, por supuesto, está la ofensiva que se redoblará hoy o mañana cuando se dé a conocer el procesamiento en la causa de las fotocopias de los cuadernos, con pedido de desafuero incluido. La prioridad son los títulos para amortiguar las noticias económicas, pero en el horizonte también podría estar la proscripción de la senadora de Unidad Ciudadana, si así lo necesita la alianza político–judicial–mediática que encabeza la Casa Rosada.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: