Saltar al contenido

“No cesan de ajustar en la educación”

Los docentes porteños y bonaerenses inician hoy una huelga de 48 horas

El paro es convocado por el Frente de Unidad Docente en la provincia de Buenos Aires y por UTE y Ademys en la Capital. En ambos casos, los maestros rechazan las ofertas de aumento salarial del macrismo y reclaman mejoras en la infraestructura escolar.

A los paros en Capital y provincia se sumará mañana un paro nacional, convocado por Ctera, Conadu y Sadop.
A los paros en Capital y provincia se sumará mañana un paro nacional, convocado por Ctera, Conadu y Sadop. 
Imagen: Leandro Teysseire

Los y las docentes siguen en lucha. Mientras los maestros y profesores de la Ctera, la Conadu y el Sadop se preparan para la huelga y la movilización de mañana hacia el Congreso, las y los maestros bonaerenses y porteños culminarán en esa marcha un paro de 48 horas que comienzan hoy. En ambos distritos, los reclamos docentes apuntan a los acuerdos paritarios que todavía no se alcanzaron y también a la necesidad de mejoras en la infraestructura escolar. “Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, los dos mejores alumnos de Cambiemos y ahora del FMI, hicieron bien su tarea ya que no cesan de ajustar en la educación”, denunció la secretaria adjunta del Suteba, María Laura Torre. 

En la provincia de Buenos Aires, el Frente de Unidad Docente –integrado por Suteba, FEB, AMET, Sadop, UDA y Udocba– decidió realizar una huelga de dos días “en respuesta a la irresponsabilidad de la gobernadora, que no se hace cargo de la grave y profunda crisis educativa que atraviesa la provincia”, apuntó Torre. Los y las docentes le exigen, por un lado, la atención al reclamo salarial que los sindicatos sostienen desde principios de año. “Tenemos el salario congelado desde diciembre de 2017 y estamos a merced de los bonos que unilateralmente decide darnos Vidal, que no son acumulativos. Ningún docente sabe cuánto va a ganar el mes que viene”, apuntó Torre en diálogo con PáginaI12.

Los docentes bonaerenses comenzaron a discutir paritarias a mediados de febrero pasado. En agosto, tras medio año de discusión, el Gobierno aumentó apenas unas décimas la oferta, que nunca superó el 15 por ciento. “Cuando empezamos a discutir el dólar estaba a 18 pesos. En este país se empezó a dolarizar todo menos los salarios de los trabajadores”, se quejó la secretaria adjunta de Suteba. 

Por otro lado, insisten en que el Ejecutivo provincial dé una respuesta a la “enorme crisis de infraestructura” que atraviesan las escuelas del territorio. Según el registro de Suteba, hay 853 escuelas que “no pueden abrir sus puertas” por problemas edilicios –luz, gas y caída de techos, entre los problemas que se repiten–. De esa cantidad, 280 están ubicadas en Moreno, donde tras una explosión de gas fallecieron dos personas. “Moreno está paralizado. Ningún alumno tiene clases, tampoco garantizados los alimentos. Para Moreno ni para el resto de las escuelas cerradas no hay un plan de obra que les pueda dar respuesta a las familias”, remarcó la gremialista. Hoy llevarán a cabo un “campanazo” en plazas de cada municipio “que va a tener un fuerte grito de justicia por nuestrxs compañerxs y un ‘basta de ajuste’”, contó Torre. También realizarán actividades en regionales del IOMA, la obra social “que ya aumentó un 400 por ciento algunas de sus prestaciones”. 

El panorama en la Ciudad de Buenos Aires no es mejor. Por eso, los reclamos y las medidas de fuerza son similares. Con una huelga de 48 horas, los dos principales sindicatos del distrito, Ademys y UTE, expresarán su rechazo a la propuesta salarial que realizó el gobierno porteño y que empezó a aplicar pese a la negativa gremial. “En marzo cerró una propuesta del 15 por ciento de aumento sin la aceptación de Ademys ni de UTE. Y ahora lo llevó a 23. Nosotros pedimos un 42, los mismos puntos que dicen desde el gobierno nacional que será la inflación”, explicó Eduardo López, titular de UTE. 

Además, denuncian que la baja presupuestaria que ejecuta el Gobierno desde diciembre de 2015, junto con el ajuste salarial, “empezó a deteriorar las condiciones en las que educamos, lo que se traduce en falta de vacantes, falta de inversión en infraestructura y pedimos que no se deteriore los valores y las cantidades de los comedores escolares”, apuntó López. Y concluyó: “A medida que aumenta la pobreza y el hambre, reducen también la comida”. 

En CABA, transitarán la huelga con actividades descentralizadas distritales y se sumarán el jueves a la manifestación general de Ctera, Conadu y Sadop que irá del Ministerio de Educación al Congreso. El reclamo de esa gran movilización apunta al tratamiento y aprobación de un paquete de leyes que “resguarde el sistema educativo”, señaló López, quien agregó: “Les pedimos a diputados y senadores que no aprueben el proyecto del presupuesto que reduce derechos”.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: