Saltar al contenido

Para dominar a la Justicia

Maniobra del oficialismo en una elección del Consejo de la Magistratura

Con aval de la jueza Servini de Cubría, los operadores judiciales de Cambiemos intentan fusionar, fuera de término, dos listas de candidatos a consejeros que representan a los abogados del interior. La decisión fue apelada pero la votación es mañana.

El Gobierno busca el dominio del organismo que controla a los jueces.
El Gobierno busca el dominio del organismo que controla a los jueces. 
Imagen: Jorge Larrosa

En pocos días se sabrá cómo queda reconfigurado el Consejo de la Magistratura, ya que este año cambiarán seis de sus trece integrantes: los dos abogados, los tres jueces y el académico. El Gobierno –que hace de los manejos sobre el Poder Judicial casi una política de Estado– viene desplegando en las últimas semanas toda clase de estrategias por expandir su poder en ese organismo que tiene la facultad de elegir ternas de jueces y juezas y también de promover juicios políticos, algo que ha hecho con quienes toman decisiones que no son de su agrado. El foco de preocupación está puesto en la elección de consejeros abogados, y en especial en las que tendrán lugar mañana cuando se elija el abogado/a que representará a las provincias en el cuerpo. Este proceso en particular viene rodeado de escándalo desde que quedó a la vista una maniobra que fusionó por fuera de los plazos dos listas que representan una alianza entre abogados que responden a Ernesto Sanz (UCR) y a Daniel Angelici, con el objetivo de complicar el triunfo de la lista que reúne a peronistas, kirchneristas e independientes, que gana adeptos. El presidente de Boca es al día de hoy una de los operadores del oficialismo más influyentes en el Consejo (y todo el tablero judicial) y va por más.

En medio de la pelea por la elección del abogado o abogada que representará a sus pares de las provincias en el Consejo, un episodio en la conformación de las listas dejó al descubierto hasta qué niveles de gobierno llega la preocupación por la incidencia en territorio judicial. Entre las seis listas que originalmente estaban en disputa, una respondía a Cambiemos (a través de Angelici) y otra al radicalismo con referencia en Sanz y Enrique “Coti” Nosiglia. Ante el crecimiento de la lista Compromiso con la Constitución encabezada por Bienvenido Rodríguez Basalo, la jugada oficialista fue intentar fusionar sus dos listas afines (Cambio Republicano Federal y Abogados por una Justicia Independiente), pese a que ya estaban anotadas en forma separada. En medio de eso, empezó a circular un audio de whatsapp del abogado cordobés Luis Quassolo, que hasta ese momento era el número dos de la candidata Marina Sánchez Herrero. Decía: “Quiero agradecer el apoyo de estos dos meses e informarles que las mismas personas que me pidieron que tuviera la candidatura suplente en nombre de la colegiación, entre ayer y antes de ayer me informaban que por medio de Angelici y del mismo Macri, me sorprende que el presidente se meta en estas cosas con los quilombos que ha armado, me han pedido que decline mi candidatura”. Le pedían que deje ese lugar para Carlos Matterson, abogado muy cercano a Angelici, que hasta entonces lideraba la otra lista que querían desarmar.

PaginaI12 se comunicó con Quassolo, y su relato es una pintura de los manejos políticos sobre los asuntos judiciales. “Cuando acepté la candidatura –contó el ex titular del Colegio de abogados de Córdoba– dije que no quería que me usaran, porque yo tengo una trayectoria de más de treinta años en la abogacía. Pero de pronto vi que me estaban usando porque empecé a recibir llamados pidiendo mi salida. Al final me llama Ernesto Sanz, o alguien que dijo serlo, y me dijo que por pedido del propio Macri debía dejar la lista. Yo le dije que me parecía que el Presidente debería dedicarse a otras cosas y que me sorprendía que le preocupara tanto esto. Querían incorporarlo a Matterson. Al día siguiente me mandó un whatsapp el propio Angelici. ¿Sabe qué quería saber? Si era cierto el famoso audio. Ni lo conozco a Angelici. Por whatsapp también le dije que no tenía ningún interés en hablar con él. Viví 66 años sin conocerlo, no me va a cambiar nada. A Sanz, lo que sí le dije es que yo soy radical de toda la vida. Cuando estás en un equipo si no te pasan la pelota, te cambias de equipo o te vas al vestuario. Yo me fui al vestuario”.

Con todo este panorama, y a raíz de que la fusión de listas fue posterior a la oficialización, la junta electoral de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) puso objeciones y el tema quedó judicializado. Días atrás, la jueza María Servini de Cubría firmó una resolución, sin pedir previa opinión del fiscal Jorge Di Lello, donde avalaba la alianza de Sanz y Angelici, que encabeza Sánchez Herrero, esposa de Maximiliano Abad (presidente del bloque de Diputados bonaerenses de Cambiemos) y que busca evitar la división del       voto oficialista. Los contrincantes apelaron y debe resolver la Cámara Electoral. Antes le pidió opinión al fiscal Di Lello, que dictaminaría hoy a primera hora. La votación, será mañana. Es difícil que el tribunal resuelva antes, pero no está todo dicho. Están habilitados para votar 114 mil abogados, aunque votan unos 20 mil. Las cuatro listas restantes difundieron un comunicado donde cuestionan el fallo de Servini y advierten que un aval “pondría bajo sospecha la composición futura” del Consejo y es un hecho de “gravedad institucional”.

Hasta ahora ya hubo elecciones de consejeros jueces y de representante académico. En relación a la composición todavía vigente, el oficialismo ganó un consejero ya que el académico que ingresará, Diego Molea, rector de la Universidad de Lomas de Zamora, también es cercano a Aneglici, y reemplazará Jorge Candis, que supo apoyar la kirchnerismo y luego fue oscilante. Los jueces que ganaron bancas en el consejo son: Ricardo Recondo, camarista civil antikirchnerista que ya integró el organismo, Juan Manuel Culotta, juez de tres de febrero que por sus vínculos con uno de los abogados de Macri fue impulsado como subrogante en el juzgado electoral de La Plata (pero no logró un traslado) y Alberto Lugones, de la lista Celeste de la Asociación de Magistrados, que podría ser el más disidente entre ellos. Luego de las elecciones de abogados de esta semana, el 9 de octubre se eligirán representantes de los abogados de la Ciudad de Buenos Aires: donde disputan el triunfo Juan Pablo Más Vélez (vice decano de Derecho, que encarna una alianza del radicalismo y el PRO) y Horacio Erbes (en nombre de una alianza de Gente de Derecho y el Colegio de Abogados de la calle Montevideo). También se postulan Ricardo Nissen, que fue titular de la Inspección General de Justicia en el kirchnerismo, Alejandro Fargosi y Patricia Vescio. Los siete integrantes del estamento político aún no se renuevan. Entre ellos, entre cuatro y cinco suelen votar en sintonía con el Gobierno. Si el peronismo/kirchnerismo gana una banca de abogados, que hoy no tiene, podría complicarle al oficialismo el dominio indiscutido del Consejo.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: