Saltar al contenido.

También la cuestionaron desde la UCR

El gobernador Gerardo Morales le reclamó a Elisa Carrió que no ponga en riesgo a Cambiemos

“No estamos ni siquiera saliendo de una crisis”, recriminó Morales a la diputada. En tanto, desde la AFIP confirmaron que seguirán dos de los tres funcionarios por los que reclamó Carrió y defendieron la actuación del organismo.

La irrupción de la diputada Elisa Carrió contra el presidente Macri siguió levantando polvareda.
La irrupción de la diputada Elisa Carrió contra el presidente Macri siguió levantando polvareda. 
Imagen: NA

Luego de que la aliada cívica Elisa Carrió iniciara una negociación con sus interlocutores en la Rosada y resolviera bajar el tono de sus declaraciones, desde el radicalismo salieron a cuestionarla. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, le reclamó que no ponga en riesgo ni debilite “la coalición de gobierno. No estamos ni saliendo ni siquiera de una crisis”. Desde la AFIP, en tanto, confirmaron a este diario que mantendrán en sus cargos a dos funcionarios por los que Carrió había pedido especialmente. No obstante, se ocuparon de volver a desmentir que haya un operativo para proteger al primo del presidente, Angelo Calcaterra. Y defendieron a las funcionarias a las que Carrió cuestionó. 

Si faltaba alguien en la interna del oficialismo, eran los radicales. Ayer se sumaron a la discusión que fue elevando de tono Elisa Carrió y que finalmente, negociación de por medio, comenzó a bajar de tono el domingo por la tarde. Quien salió a regañar a la líder de la Coalición Cívica fue el gobernador de Jujuy. “Hay que agotar todas las vías internamente antes de salir tan fuerte y debilitar la coalición gobernante”, la cuestionó Morales. “No me parece que haya que llevar las cosas a este punto”, se distanció de las advertencias de Carrió de que hay un sector del Gobierno que quiere garantizar la impunidad a los corruptos.

Morales recordó que, en medio de la pelea oficial, siguen atravesando una crisis económica: “No me parece que en el punto en que estamos –no estamos ni saliendo ni siquiera de una crisis– pongamos en riesgo la coalición de gobierno y la debilitemos más”, indicó. “Uno de los problemas que tiene la economía es la falta de confianza, que se ve en la debilidad o no de la alianza gobernante”, recordó. 

Morales concedió que si lo que dijo Carrió sobre los funcionarios de la AFIP “fuera cierto”, entonces “Carrió tiene razón”. No obstante, el gobernador sostuvo que “el Presidente no está en eso”. “La AFI, la AFIP y todos los organismos de control e inteligencia tienen que cumplir los controles con los que se fueron y los que están. Que la actitud del gobierno que sea insospechada”, reclamó el gobernador radical. 

Según pudo saber este diario, el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, la llamó a Carrió el domingo para confirmarle que iban a continuar dos de los funcionarios por los que ella había pedido en una reunión anterior. Poco después de eso, Carrió publicó una serie de tuits en los que planteó que no iba a romper la alianza.

Concretamente, seguirán en la AFIP Jaime Mecikovsky, quien estaba a cargo de las regionales del interior y ahora continuará aunque no se sabe en qué función. En tanto, el asesor cercano a Carrió Carlos Bo continuará “con las mismas funciones y al frente de las mismas tareas”, según confirmaron a este diario en la AFIP. En el organismo recaudador desmintieron que Mecikovsky tuviera relación alguna con las investigaciones en torno a Calcaterra. También remarcaron que hasta ahora le contestaron tres oficios al juez Claudio Bonadio y están por contestar un cuarto. “No se le retaceó información a Bonadio”, sostuvieron para desmentir la denuncia de Carrió. En cuanto a la tercera persona por la que reclamaba Carrió, Horacio Castagnola, confirmaron su salida. Sostuvieron que se trata de un ex director de la DGI que ya se había jubilado y que había vuelto con un contrato a pedido de Alberto Abad. 

También se ocuparon de desmentir, como había dicho Carrió, que el nuevo director de la DGI Marcelo Costa respondiera a Ricardo Echegaray: “De hecho, Echegaray lo desplazó”, afirmaron. También defendieron a la subdirectora general de coordinación institucional, Jimena de la Torre. Carrió sostenía que había sido abogada de IECSA, la empresa que Calcaterra supuestamente vendío. En la AFIP destacaron que De la Torre fue abogada del estudio Bulit Goñi y Tarsitano. Uno de sus socios es Alberto Tarsitano. En cambio, señalaron que el Tarsitano al que Carrió vinculó a De la Torre es Carlos Tarsitano, quien tuvo una UTE con Iecsa y Odebrecht.

Posted in: NACIONALES, SOCIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: