Saltar al contenido

Proponen la electricidad prepaga como una alternativa de ayuda a usuarios residenciales

“En los últimos tres años, cuando se puso en marcha el proceso de recomposición del precio de los servicios públicos, la Argentina comenzó a escalar en la región sobre la cantidad de porcentaje del salario destinado al pago de servicios públicos. Los recientes aumentos consolidan a nuestro país en el podio de las tarifas de los servicios públicos más caros de la región: somos el tercer país donde se destina un mayor porcentaje del salario a pagar tarifas (23,5%), sólo por detrás de Venezuela (36,5%) y Chile (24,9%)”, describió la Defensoría del Pueblo.

En este marco, Argentina queda posicionada como el país de la región que más subió las tarifas de los servicios públicos en relación al salario, incluso por encima de Venezuela (+16,5%).

Desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia, informaron que “aumentaron las consultas por los montos de las facturaciones emitidas por la Empresa REFSA y del análisis de la misma surge que nos hemos encontrado con usuarios a los que han sido alcanzados por el nuevo Cuadro Tarifario y en donde el monto del kw/hs  asciende a: $2.7291 sin IVA, contra pesos del kw/hs 1.9753 que se  venía pagando anteriormente”.

Fue señalado que “esto va ligado al consumo que como sabemos en estas épocas del año por las altas temperaturas y la utilización de los equipos de aire acondicionado determina que los kw se disparen por una necesidad de tener los ambientes refrigerados para poder descansar o trabajar”. El Ombudsman José Leonardo Gialluca solicitó a todos los usuarios, “a no hacer tocar o manipular por sí mismo los medidores domiciliarios con la intención de disminuir el pago futuro, puesto que podría suceder que ante una fiscalización de la Empresa, la misma detecte esta maniobra e inmediatamente corta el servicio y emite una factura complementaria que siempre al tratar de recuperar la energía consumida y no facturada se constituye en montos sumamente altos y que por esto, si bien es impugnable, se termina acordando un plan de pago con la distribuidora local”.

Advierte que “la realidad nos muestra que ante el aumento desproporcionados de las tarifas en la generación y transporte autorizados por el gobierno nacional y que están dolarizadas, las cuales complican en primer término a los usuarios que cobran sus salarios en pesos y a las distribuidoras ya sean públicas o privadas, pues deben lidiar, con los miles de enganchados en barrios completos y también en el interior provincial por una necesidad de la gente de contar con un servicio público esencial que hoy posee un precio impagable”.

Aclaró “que no estamos justificando el hurto o robo de energía eléctrica, sino que estamos planteando la realidad que se vive desde hace tiempo con este nuevo gobierno nacional que ha incrementado irracionalmente las tarifas y eliminado subsidios, no pudiendo económicamente manejar la galopante inflación y es por esto que los usuarios fijan prioridades de pagos y entre ellos obviamente se elige adquirir en primer lugar los alimentos, luego los medicamentos y por último queda el pago de la luz y el agua”.

Es en este contexto desde el Organismo de la Constitución se propuso al titular de REFSA, Fernando De Vido como una alternativa frente a este cuadro de situación de implementar, “el sistema de electricidad prepaga”. Ahora bien: ¿Qué es la electricidad prepaga?. Explicaron desde la Defensoría del Pueblo,  que la electricidad prepaga es un sistema de auto administración de energía que se abona previamente de acuerdo a la cantidad de kilovatios contratados. “El servicio consiste básicamente en adquirir en un local adherido a la red de comercios que expenden energía un ticket y cargarlo manualmente en el teclado que se colocará en el domicilio particular”.

Se señaló también que frente a los gastos desmedidos que se presentan en las facturas de la luz, el sistema de electricidad prepaga permite que el usuario controle el consumo que realiza en su hogar y que contrate una cantidad determinada de kilovatios antes de consumirlos. Sin embargo, el gasto es prácticamente el mismo: “La diferencia está en que el consumidor no paga una boleta que llega después, sino que contrata el servicio antes, lo que hace que cuide más la energía y que pueda mantener una tarifa plana”. El sistema prepago sirve también para quienes no poseen un trabajo estable y que por ello no tienen un ingreso para pagar la factura. “Compran kilowatts cuando pueden”.

Se concluyó que “esperaremos la respuesta, pero es necesario ir buscando las distintas alternativas que permitan a los usuarios hacer frente a los pagos de las facturas y a la empresa disminuir sus pérdidas que ante esta crisis social y económica que vive el País, impacta a todos puesto que, “con ingresos pesificados y servicios públicos dolarizados no existe bolsillo que pueda enfrentar el pago de todos los servicios públicos esenciales”; siendo que hace varios años “la modalidad prepaga” ya se utilizó en nuestra jurisdicción.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

La palabra absoluta

Un sitio para tu disfrute. ¡Agasájate!

A %d blogueros les gusta esto: