River venció a Atlas en su debut por la Copa Argentina

Le alcanzó con un tiempo

El conjunto que defiende el título no cumplió una de sus mejores actuaciones, pero con llegadas profundas dejó en el camino al equipo de la Primera D. El próximo adversario será Instituto en Mar del Plata. 

River festejó con los goles de Gonzalo Martínez e Ignacio Fernández.
River festejó con los goles de Gonzalo Martínez e Ignacio Fernández. 


Imagen: Fotobaires

River empezó a defender el título de la Copa Argentina conseguido el año pasado cuando derrotó en la final a Central. El equipo debutó anoche en Salta, enfrentando a Atlas, de la Primera D, por los 32avos de final, y no tuvo problemas para lograr la victoria. Como se preveía, River fue el dueño del partido en el comienzo. Y a los cinco minutos tuvo su primera chance, pero el cabezazo de Alario, tras un centro de Gonzalo Martínez, terminó en las manos del arquero. De todas maneras, el equipo de Gallardo no tardaría en ponerse en ventaja. A los 13 minutos, Fernández le tiró una pelota a Alario, el delantero la bajó con el pecho y Martínez definió de derecha. 

El conjunto de Núñez siguió teniendo el dominio del partido. Martínez lo tuvo nuevamente con un tiro libre, pero la pelota dio en el palo.

El segundo gol se hizo esperar, pero finalmente llegó a los 42 minutos. El paraguayo Moreira hizo una pared con Enzo Pérez por la derecha, sacó un buen centro al punto de penal e Ignacio Fernández apareció para marcar, de cabeza, otro tanto para River.

El comienzo del segundo tiempo fue muy distinto al del primero. Atlas sorprendió de arranque y llegó a tener cuatro ocasiones claras en nueve minutos. Dos de ellas, con pelotas paradas desde el lado derecho: en una falló Lux y en la otra un cabezazo se fue apenas desviado. Luego de ese mal momento, River se pudo acomodar en el partido una vez más. En el final, Martínez aumentó con un penal. El ganador se cruzará en la ronda siguiente con Instituto, que superó a Argentinos. Este encuentro se jugaría el domingo en Mar del Plata, y los cordobeses presentarían juveniles debido a que aún no presentaron los 11 nuevos contratos en la AFA.

San Lorenzo superó en los penales a Cipolletti por la Copa Argentina

Otra vez, las manos de Navarro

Como el jueves pasado ante Emelec por los octavos de la Copa Libertadores, el arquero del Ciclón atajó dos remates y le dio el pase a los 16avos de final, instancia en la que el equipo del uruguayo Diego Aguirre enfrentará a Deportivo Morón. 

Navarro se estira sobre su lado izquierdo para contener el segundo penal de la noche.
Navarro se estira sobre su lado izquierdo para contener el segundo penal de la noche. 


Imagen: Fotobaires

San Lorenzo derrotó anoche a Cipolletti de Río Negro en los penales por 4-2, luego de igualar 1-1 en los noventa minutos, y avanzó a los 16avos de final de la Copa Argentina, instancia en la que tendrá por rival a Deportivo Morón, recientemente ascendido a la B Nacional y que dejó en el camino a Patronato. 

En menos de una semana, el equipo de Diego Aguirre necesitó dos veces de los penales para avanzar en una competencia. El jueves pasado,  los tiros desde los once pasos le permitieron dejar en el camino a Emelec y meterse en los cuartos de final de la Copa Libertadores. En aquella oportunidad en el Nuevo Gasómetro como ayer en el estadio de Lanús, la figura de Nicolás Navarro sobresalió entre las de todos sus compañeros, ya que contuvo dos penales y le dio el triunfo al Ciclón ante el conjunto rionegrino, que milita en el torneo Federal A.

También como en la noche del jueves frente a los ecuatorianos, San Lorenzo no jugó bien y le costó mucho fabricar opciones claras de gol. Esa dificultad se agigantó después de que Cipolletti sorprendiera poniéndose en ventaja, a los 20 minutos, con un cabezazo de Piñero Da Silva a la salida de un corner. 

El tanto sacudió al Ciclón, que respondió adelantándose en el campo y usó como principal arma de ataque centros que sólo sirvieron para el lucimiento del arquero. Apurados, empujando, complicados por el contragolpe de Cipolletti, los dirigidos por Aguirre llegaron al empate en 1 luego de una mala salida de Cipolletti, que terminó en un centro rasante de Blandi que le permitió a Reniero debutar en la red. El resto de la historia se escribió en los penales.

River debuta esta noche en la Copa Argentina enfrentando a Atlas

Consolidar el nuevo esquema

Gallardo pondrá en cancha a los mismos once que disputaron ante Guaraní el partido de vuelta por los octavos de final de la Libertadores, con el objetivo de darles rodaje a los refuerzos y al novedoso 4-1-4-1 que mostró ante los paraguayos. 

El Muñeco confía en ir encontrando la complementación entre los viejos y los nuevos.
El Muñeco confía en ir encontrando la complementación entre los viejos y los nuevos. 


Imagen: El Muñeco confía en ir encontrando la complementación entre los viejos y los nuevos.

Con su poderío y todos sus titulares, River inicia la defensa del título en la Copa Argentina y se mide con Atlas –equipo que perdió la final del Reducido de la Primera D ante Leandro N. Alem, y vio truncado una vez más su gran sueño de ascenso–, en un partido correspondiente a los 32avos de final del certamen que integra todas las categorías del fútbol argentino. El encuentro se disputará desde las 21, en el estadio Padre Ernesto Martearena de Salta, con Ariel Penel como árbitro. Será la primera vez en la historia que ambos equipos se enfrenten y el ganador de llave se cruzará en la próxima ronda con Instituto, que superó 1-0 a Argentinos. Los hinchas millonarios agotaron las 20 mil localidades que se pusieron en venta.

River viajó a tierras salteñas en busca de una victoria que le permita seguir firme en la defensa del título que obtuvo el año pasado, cuando derrotó por 4-3 en la final a Central, en el estadio Mario Alberto Kempes. 

El entrenador Marcelo Gallardo buscará darle rodaje al once ideal que fue preparando a lo largo de la pretemporada. Por ser de los equipos más importantes del continente, River figura a priori como amplio favorito sobre Atlas, cuyo sueño es conseguir alguna vez el ascenso a la Primera C.

Gallardo volvió a poner a Germán Lux bajo los tres palos y al mediocampista Enzo Pérez, que debutó en el 1-1 ante Guaraní por la Libertadores y que se mostró recuperado de una lesión que sufrió en la rodilla izquierda. Así las cosas, y pese a las especulaciones previas, el goleador Ignacio Scocco, quien viene pidiendo pista para ser titular, seguirá aguardando su chance de ingresar desde el banco de los suplentes.

Por su parte, Atlas –que presentará una camiseta especial, con una banda celeste cruzada en el pecho para homenajear al rival que enfrentará por vez primera– llega a este duelo con la ilusión de dar el batacazo.

River venció a Guaraní por la Copa Libertadores

Muy cerca de la clasificación
El conjunto de Marcelo Gallardo mostró supremacía a lo largo de todo el desarrollo y la supo plasmar en el resultado con goles de Scocco y Larrondo. La revancha se jugará el 8 de agosto en el estadio Monumental. El partido sufrió una demora al final del primer tiempo por un corte de luz en el estadio.
El partido sufrió una demora al final del primer tiempo por un corte de luz en el estadio. 
Imagen: EFE

River comenzó mejor en campo visitante. Se adueñó de la pelota y tuvo un par de aproximaciones con dos pelotas paradas. Así se encontró con una defensa local muy endeble, para defender los envíos por vía aérea. La mejor ocasión del equipo de Gallardo llegó a los 17 minutos. Gonzalo Martínez, la manija del fútbol por la izquierda, llegó al fondo y mandó un centro perfecto al área chica. La pelota fue a la cabeza de Lucas Alario, quien llegó a peinarla y le impidió a Scocco definir con normalidad. Ese toque se fue apenas a un costado del palo derecho.

Sin demasiado, Guaraní se las ingenió para exigir a Augusto Batalla. A los 25 minutos, Epifanio García le ganó la posición a Pinola, quien venía teniendo un partido perfecto, y sacó un bombazo directo a las manos del arquero. En el córner siguiente, el uruguayo Palau sacó otro fuerte remate desde afuera del área y la pelota se fue cerca.

Pero más allá de esa jugada, el dominio siguió siendo del equipo visitante. Y de tanto insistir llegaría el gol. A los 36 minutos, Scocco pateó un tiro libre, la pelota se desvió en la barrera y se metió pegada al palo más lejano, donde el arquero ya no llegaba.

Después del gol, el estadio quedó enseguida a oscuras: se cortó la luz y el árbitro uruguayo Andrés Cunha debió parar el encuentro durante diez minutos. Al mismo tiempo, se supo que todo el plantel de River iba a ser sometido al control antidóping, por decisión de la Conmebol, a raíz de los dos casos positivos registrados en encuentros previos por Martínez Quarta y Mayada.

Guaraní presionó en el final en busca del empate, pero River aprovechó uno de los contra ataques para aumentar la ventaja.

Vibrante jornada de vóley se desarrolló en el Barrio 1º de Mayo


Los clubes de Jesús y María y Clorinda Voley, se enfrentaron este sábado último por una nueva fecha del campeonato de vóley A1 de la Liga Paraguaya, donde ambos equipos clorindenses compiten.
El equipo de Clorinda Vóley se impuso por un ajustado 3 a 2 en un vibrante partido, donde ambos equipos demostraron un muy buen nivel de juego. El elenco de Jesús y María ofició de local, y en esta oportunidad la novedad fue que la fecha se diputó en el Complejo Deportivo Jesús de Belén del populoso Barrio 1º de Mayo.La profesora Claudia Cabañas y el Profesor Luis Jara resaltaron y agradecieron la colaboración de la comisión directiva del Jesús de Belén, quienes pusieron a disposición de ambas delegaciones todas las dependencias del complejo deportivo.
El público asistente pudo disfrutar de un intenso partido. Se destacó el acceso gratuito ya que no se debió abonar entrada. Ambos equipos continuarán sus presentaciones, ahora ya ante los clubes paraguayos que son parte también del campeonato en cuestión.

River ganó y quedó a un punto de Boca

En Tucumán derrotó a Atlético con goles de Moreira, Driussi y Martínez
El equipo de Marcelo Gallardo se puso en ventaja en el arranque del partido, que se le complicó en el inicio del complemento por el buen juego de los tucumanos, aunque dos apariciones del Pity Martínez le permitieron conseguir un resultado holgado.Los jugadores de River se abrazan con Moreira, autor del primer gol de River en Tucumán.
Los jugadores de River se abrazan con Moreira, autor del primer gol de River en Tucumán. 

En el encuentro postergado por la vigésimo segunda fecha del torneo de Primera División, River derrotó por 3 a 0 a Atlético Tucumán, llegó a los 52 puntos y quedó a uno del líder Boca, cuando faltan cuatro fechas para coronar al nuevo campeón del fútbol argentino.

De ser uno de los partidos postergados pasó a ser uno de los más esperados. Porque la visita jugaba su chance de respirarle en la nuca a Boca, líder del campeonato de Primera, y porque el local quiso ponerse a la altura de una verdadera final haciendo descansar a varios titulares en el cotejo ante Belgrano del fin de semana pasado. Esa trascendencia incluso llevó a otra previa vergonzosa del fútbol argentino, en la que se volvió a hablar de incentivación y hubo amenazas llegadas al celular del técnico Lavallén. La expectativa creció tanto que el estadio estuvo colmado de hinchas, que antes del minuto inicial padecieron la contundencia de River, que tardó menos de 60 segundos en ponerse 1-0 con un derechazo de Moreira. Pese a estar en ventaja, los de Gallardo no cedieron la iniciativa y controlaron el juego desde la tenencia y la precisión en la distribución del balón.

El local buscaba reaccionar, pero los once de Gallardo anularon bien los circuitos de buen juego que son habituales en Atlético y que lo han elevado en la consideración del mundo futbolístico. No obstante, los tucumanos crearon sus chances, sobre todo cuando Barbona se soltó y empezó a trabajar en el espacio que quedaba entre Ponzio y Lollo-Martínez Quarta. Así, el primer tiempo terminó siendo de ida y vuelta, porque River cortaba y salía en velocidad, en contragolpes siempre peligrosos, y Atlético se iba reencontrando con sus buenos momentos futbolísticos.

El arranque del complemento mostró mejor a los tucumanos, que crearon situaciones que debieron llevarlo a la igualdad. Sin embargo, de estar a tiro del empate pasaron a ser goleados. Dos veces frotó la lámpara el Pity Martínez y River liquidó el partido. Primero el ex Huracán habilitó a Driussi, que definió sobre la salida de Luchetti y marcó el 2-0 con la complicidad de un defensor tucumano. Tres minutos después, el mismo Pity la hizo y la definió para el 3-0 final e inapelable.

Ganó y está a un paso de los octavos

RIVER DIO VUELTA EL PARTIDO QUE PERDÍA CON EMELEC, EN GUAYAQUIL, CON GOLES DE MOREIRA Y ALARIO
En un encuentro cambiante, el conjunto de Marcelo Gallardo se sobrepuso al gol que el local le marcó en el primer minuto y pudo llevarse una victoria que lo mantiene invicto y con puntaje ideal en la Copa Libertadores.Driussi, Mayada y Mora abrazan al goleador Alario, autor del segundo tanto de River en Ecuador. Driussi, Mayada y Mora abrazan al goleador Alario, autor del segundo tanto de River en Ecuador. 
(Imagen: AFP)
River venció anoche por 2-1 a Emelec, en un partido jugado en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, y lidera el Grupo 3 de la Copa Libertadores, con nueve puntos en tres presentaciones, a tres de su escolta –el DIM colombiano–, que ya jugó cuatro encuentros.

El gol de Preciado en el amanecer del cotejo –apenas iba un minuto y el ecuatoriano le ganó por primera vez a Moreira, en una pulseada que duró toda la noche– dibujó el escenario menos deseado por los dirigidos por Gallardo, pues los obligó a adelantarse en busca del empate, abriendo espacios en defensa para que hombres del ataque local explotaran su mejor virtud: la velocidad. Sin embargo, bastó que Maidana y Martínez Quarta ganaran un par de anticipos y que los volantes protagonizaran buenas combinaciones en la mitad del campo para que la visita tomara el control del trámite y de a poco empezara a preocupar a Dreer.

Una falta sobre Driussi al borde del área grande le permitió al Pity Martínez ejecutar un tiro libre de izquierda a derecha que el arquero local sacó  al corner cuando se le metía en el palo derecho. Pero River no tenía profundidad y en la misma medida en que no conseguía desequilibrar aumentaba la confianza del local, que busca insistentemente por la banda izquierda, aquella donde Preciado desnudaba otra vez la doble cara de Moreira: flojo en defensa, importante a la hora de atacar. Tan relevante es el paraguayo en el juego ofensivo de River que él fue el autor del 1-1, que definió con un derechazo en el segundo palo, después de que Maidana bajara de cabeza un centro de Fernández desde la izquierda.  

El complemento tuvo otro ritmo, mucho más lento, con jugadores que se mostraron afectados por el clima caluroso y con una humedad del ciento por ciento. River prevalecía con su planteo posicional, aunque carecía de la movilidad y rotación que siempre le permiten fabricar huecos en la línea defensiva rival. Ese hueco apareció  en el minuto 59, cuando Pity Martínez habilitó la corrida de Alario. El goleador encaró al área, pero llegó extenuado y no pudo cruzar el remate al segundo palo, lo que facilitó la tapa de Dreer. Minutos después –a los 67– se lo perdió Casco, que apareció sólo en el área, se sacó de encima a su marcador y definió  desviado.

Reaccionó Emelec y transformó en salvador a Batalla. El arquero argentino tuvo en cinco minutos dos atajadas que valieron como goles. Primero se lo tapó a Vides, luego a Preciado, ambas con las piernas. Y cuando zafó del asedio, River produjo la acción que le valió la victoria y que cristalizó Alario, después de que Mora no diera por perdida una pelota con destino de corner que cualquier jugador deja correr, pero que el uruguayo peleó y transformó en asistencia para que el goleador pusiera el 2-1 y prolongara el invicto de l equipo de gallardo en esta Copa Libertadores.

Madrid se rindió a los pies de Messi

EL ROSARINO LE DIO LA VICTORIA A BARCELONA EN TIEMPO DE DESCUENTO Y SU EQUIPO ES LÍDER
El clásico español iba camino al empate en dos, pero el capitán de la Selección Argentina empalmó una pelota en el área para ubicarla al lado del palo y alcanzar su gol 500. Los dos están en la cima, aunque el Real tiene un encuentro pendiente.El arquero Keylor Navas se estira pero no puede evitar el gol de Lionel Messi en el descuento. El arquero Keylor Navas se estira pero no puede evitar el gol de Lionel Messi en el descuento. 
(Imagen: EFE)
Un agónico gol de Lionel Messi, quien ya había señalado el empate parcial para su equipo, le dio al Barcelona un espectacular triunfo 3-2 sobre el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, resultado que pone al rojo vivo la lucha por el título de la liga española. En la particular puja que mantiene con Cristiano Ronaldo –último Balón de Oro– por el podio entre máximas estrellas del planeta, el rosarino se robó todo el protagonismo a partir de su incomparable talento, y dejó en silencio el templo merengue. En un clásico por demás emotivo, cuyo juego fue vibrante sobre todo en el cuarto de hora final, el capitán del seleccionado argentino se vistió de héroe y con un tanto en la última jugada del encuentro –el número 500 con la camiseta blaugrana– dio a los catalanes un triunfo que los coloca como líderes provisionales de la clasificación con 75 unidades, aunque con un encuentro más en su haber. “Será un gol recordadísimo no sólo en la historia de Leo Messi sino del barcelonismo”, señaló luego del encuentro el técnico Luis Enrique, quien añadió que el astro argentino “es decisivo, incluso cenando en su casa”. Mientras Javier Mascherano estuvo en el banco de suplentes del vencedor y no ingresó al campo de juego, el símbolo de la Selección se transformó en el máximo anotador del clásico español con 23 goles, y por si fuera poco es el actual goleador del certamen con 31.

Barcelona llegaba a la casa blanca muy golpeado tras su eliminación en la Champions League ante la Juventus de Italia. Todo lo contrario sucedía con el conjunto dirigido por el francés Zinedine Zidane, que tras eliminar a Bayern Munich y pasar a semifinales, venía lanzado y cargado de confianza.

Y entonces otra vez apareció Messi. Hacía tres clásicos que no anotaba y ayer alcanzó nada menos que 500 goles para su equipo. Ganador de cinco Balones de Oro, con cuatro Champions League y ocho Ligas españolas en su haber, entre otros títulos, Messi se convirtió en una pieza fundamental de los éxitos azulgrana ya desde su primer gol, el 1° de mayo de 2005 ante el Albacete, hace casi 12 temporadas. El astro argentino volvió a ser decisivo en el clásico y dejó al Barcelona líder de la liga a falta de cinco jornadas para el final, aunque el Real Madrid tiene un partido menos. 

“Marcar el gol 500 aquí y que te sirva para ganar, será una efeméride muy bonita de recordar”, señaló el técnico ganador. Por su parte, el central Gerard Piqué aseguró que “sólo una generación” como la que integra junto a sus compañeros, podía lograr que el Real Madrid perdiera por primera vez en su historia un partido en su cancha en tiempo suplementario. El zaguero culé –que mantiene una guerra dialéctica con el madridista Sergio Ramos, expulsado por una durísima entrada a Messi– se deshizo en elogios para Messi, autor de dos de los tres goles azulgranas. “Ha sido descomunal. Viene aquí y demuestra que es el mejor del mundo”, sentenció.

El partido comenzó favorable al local, que se puso en ventaja con un gol del brasileño Casemiro; aunque cinco minutos más tarde el astro rosarino igualó tras una buena acción individual en la que dejó en el camino a dos oponentes, y definió de manera precisa. 

En el complemento, el croata Rakitic dio vuelta el tanteador, aunque a cinco del epílogo y pese a la inferioridad numérica, el colombiano James Rodríguez igualaba de nuevo para Real Madrid, empujando la pelota tras un centro desde la izquierda del brasileño Marcelo.

Ya en tiempo de descuento, cuando parecía que Barcelona se comenzaba a despedir de la Liga, Jordi Alba lanzó un centro al área, apareció Messi en todo su esplendor y enmudeció a la parcialidad merengue, que observó cómo su verdugo celebraba sacándose la camiseta y se la mostraba a todo el estadio Santiago Bernabéu. El silbato final desató la locura el mismo día en que toda Cataluña celebraba a Sant Jordi, patrono de la región.

Otros resultados de la jornada: Real Sociedad 1-La Coruña 0; Celta 0-Betis 1; Las Palmas 1-Alavés 1. Hoy completan la fecha 33ª Eibar-Athletic Bilbao.

Tapia, el nuevo mandamás de la AFA

EL DIRIGENTE DEL ASCENSO FUE ELEGIDO COMO PRESIDENTE PARA LOS PRÓXIMOS CUATRO AÑOS
El titular de Barracas Central, secundado por Angelici y su suegro Moyano, obtuvo 40 votos sobre 43. En su primer discurso llamó a la unidad de “la familia del fútbol”. Además se oficializó el acuerdo con Fox y Turner, que pagará por el fútbol 17.526 millones de pesos por cinco años.Claudio Tapia (entre Angelici y Moyano), junto a sus compañeros de la única lista que se presentó a la elección en el marco de la Asamblea Extraordinaria. Claudio Tapia (entre Angelici y Moyano), junto a sus compañeros de la única lista que se presentó a la elección en el marco de la Asamblea Extraordinaria. 
(Imagen: DyN)

Después de casi tres años sin una conducción firme y tras varios momentos a la deriva y sumergida en una profunda crisis institucional, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) eligió ayer al presidente de Barracas Central, Claudio “Chiqui” Tapia, como flamante presidente por los próximos cuatros años, en una votación a lista única que obtuvo 40 votos sobre 43 posibles; el resto fueron en blanco. Tapia estará acompañado en el mando por el presidente de Boca, Daniel Angelici, y el presidente de Independiente y suegro de Tapia, el sindicalista camionero Hugo Moyano, quienes ocuparán las vicepresidencias primera y segunda. “Debemos entre todos refundar el fútbol argentino”, manifestó el hombre fuerte del Ascenso antes de cerrar la Asamblea que dio marco al acto eleccionario y que, antes de la votación, aprobó la sesión de los derechos de la televisación del fútbol de Primera División a las empresas Fox y Turner. 

El nuevo mandamás del fútbol argentino reemplazó tras la elección al titular de la Comisión Normalizadora de la AFA, Armando Pérez, quien en la jornada de ayer ofició de maestro de ceremonia acompañado por los otros tres integrantes del órgano impuesto por la FIFA: los abogados Javier Medin y Carolina Cristinziano –a cargo del escrutinio– y Pablo Toviggino, actual presidente del Consejo Federal de AFA. Pérez y compañía se habían hecho cargo de la conducción provisoria de la AFA tras el escándalo de la elección del 3 de diciembre de 2015, cuando las listas encabezadas por Marcelo Tinelli y Luis Segura registraron un insólito empate en 38 votos, cuando había sólo 75 asambleístas habilitados para votar. 

“No sólo la familia del fútbol necesita de esto, la sociedad también, y nos tenemos que dar una oportunidad para que la Argentina nos represente de la mejor manera; nos tenemos que involucrar todos”, manifestó ya como presidente de la AFA Chiqui Tapia, quien además agradeció las gestiones de la Conmebol, la FIFA y la Normalizadora por su trabajo. El dirigente y ex jugador y ex técnico de Barracas Central también pidió “a la sociedad y a los medios de comunicación que acompañen al seleccionado argentino de fútbol en su camino para llegar al Mundial de Rusia”, y agregó: “Debemos demostrarle a los jugadores el verdadero apoyo. Para todo esto les pedimos que nos den la oportunidad de demostrarle a todos que podemos mejorar nuestro querido fútbol”.

Acompañado por el resto de los integrantes del nuevo Comité Ejecutivo de la AFA, entre los que se contaban Angelici, Moyano y los presidentes de Racing, Víctor Blanco; de Lanús, Nicolás Russo; y de Huracán, Alejandro Nadur, entre otros, Tapia hizo un llamado a la unidad dirigencial, en clara alusión al presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, y el vice de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, los únicos dos clubes “grandes” que no tendrán representación en el Comité Ejecutivo, aunque sí en la conducción de la Superliga por venir. “Necesitamos de todos para poder recuperar la Asociación del Fútbol, queremos convocarlos y decirles que son tan importantes como quienes integramos este Comité Ejecutivo”, manifestó el dirigente, quien antes de trasladarse al sindicato de camioneros, donde se realizó un festejo por la elección con 1200 invitados, comentó que entre sus primeras acciones de gobierno realizará las gestiones correspondientes para intentar disminuir de cuatro a dos las fechas de suspensión que la FIFA le aplicó al capitán de la Selección, Lionel Messi, pieza clave en el equipo de Edgardo Bauza. 

Tras la última fecha doble de Eliminatorias, la Selección no sólo perdió a su máxima figura, sino que además recayó en el quinto puesto de la tabla de posiciones, y si bien quedó en zona de repechaje tiene a Ecuador, Paraguay y Perú pisándole los talones. 

Tapia, quien se mostró emocionado y hasta con lágrimas en los ojos durante los pasajes finales de sus primeras declaraciones como presidente de la AFA, comenzará su mandato con las arcas nuevamente llenas de dinero fresco, ya que en el transcurso de la asamblea de ayer en Ezeiza se oficializó la cesión de los derechos televisivos del fútbol a las firmas Fox y Turner y se informaron las fechas de los primeros pagos que entrarán en la tesorería afista como producto de esta negociación. 

Si bien la Comisión Audiovisual que se encargó de analizar las ofertas de las empresas que se presentaron a la licitación se encuentra en negociaciones con las adjudicatarias, se informaron las fechas de los primeros ingresos que recibirá la AFA por la cesión de los derechos de televisación “por cinco temporadas y prorrogables a otras cinco más”. El próximo 5 de abril la tesorería de la AFA, que quedó a cargo de Nadur, dispondrá de los primeros 400 millones de pesos; el 30 del mismo mes, siempre que la asamblea resuelva la “adjudicación definitiva” recibirá otros 1126 millones de pesos, de un contrato que en su totalidad contempla la millonaria suma de 17.526 millones de pesos, más una suma variable en concepto de ajuste. Sin dudas muchísimo dinero para calmar las tempestuosas aguas que el fútbol argentino atravesó tras la muerte de Julio Grondona, quien ocupó el sillón en el que ahora se sentará Tapia, durante 35 años.

La Paz es algo que perdió Argentina

LA SELECCIÓN PERDIÓ FRENTE A BOLIVIA POR LAS ELIMINATORIAS SUDAMERICANAS
Sin el suspendido Lionel Messi, el equipo de Bauza jugó un partido aceptable, sobre todo a partir del condicionante de la altura, pero cometió un par de errores en defensa que lo pusieron en una desventaja que no pudo remontar y que lo devolvió a la zona de repechaje.Moreno Martins y Arce festejan el primer tanto de Bolivia, mientras Romero sufre de rodillas la caída de su arco. Moreno Martins y Arce festejan el primer tanto de Bolivia, mientras Romero sufre de rodillas la caída de su arco. 
(Imagen: AFP)

Una Selección Argentina en estado de shock –por la suspensión de Lionel Messi– y remendada en todas sus líneas perdió 2-0 ante Bolivia, por las Eliminatorias Sudamericanas, y dejó en claro que el camino hacia Rusia 2018 seguirá tan complicado como jugar en la altura de La Paz. La combinación entre la caída y otros resultados de la jornada, dejaron al equipo nacional nuevamente en la quinta posición de la tabla, en el puesto de repechaje. 

Las horas previas fueron un caldero de versiones. Una se transformó en la peor noticia que podía recibir Edgardo Bauza al planificar el cotejo: debía reemplazar a su as de espadas, al que la FIFA le dio cuatro fechas por insultar al juez de línea número dos en la victoria ante Chile (ver aparte). Las otras conservan la calidad de rumores y se refieren a la continuidad del técnico al frente de Argentina. Encima, y lo sabía desde la noche del jueves pasado, el entrenador debió armar un rompecabezas por las ausencias de los suspendidos Otamendi, Mascherano, Biglia e Higuaín y los lesionados Mercado y Mas. Esos factores adversos se potenciaban con la altura y un deficiente campo de juego.

¿Qué intentó entonces la Selección? Se agrupó en su campo, esperando los embates bolivianos. Cuando cortaba la pelota, intentaba sostenerla y moverse en bloque. Pero le costaba demasiado llegar hasta Pratto y Correa. Como se preveía, el equipo local apostaba a la intensidad, a imponer el vértigo, para sacar ventaja del ahogo rival. Y cuando lo conseguía, sobre todo por el carril derecho, por donde se movía el zurdo Escobar, generaba chances de gol, algo que también lograba con tiros de larga distancia.

Después de los quince, cuando aparecieron las imprecisiones del local, el conjunto de Bauza empezó a tener sus mejores momentos y con los arrestos de Di María por la izquierda construyó un par de contraataques peligrosos. En uno el defensor despejó con lo justo ante la entrada de Pratto y después el uno local mandó por arriba del travesaño un remate desde lejos de Banega. Pero la más clara la desperdició Di María, quien definió a la cara de Lampe luego de una habilitación de Correa que lo dejó solo. Uno de esos goles increíbles que cada tanto pierde el del París Saint Germain.

Sin embargo, cuando Argentina jugaba mejor, Bolivia se puso 1-0. Escobar mandó el centro al medio del área, donde Arce anticipó a Roncaglia y derrotó a un Romero que había quedado a mitad de camino. En desventaja, la Selección se adelantó unos metros y presionó alto en los últimos minutos del período inicial. Pero no consiguió profundidad por las dificultades para “domar” el balón. Una pena, porque jugaba mejor que Bolivia.

El equipo de Bauza salió con renovadas energías a disputar el complemento. Fue por el empate, y lo pagó caro. Porque en uno de los pocos ataques que pudo hilvanar el local, se puso 2-0. Flores presionó a Roncaglia, le robó la pelota, llegó al fondo y sacó el centro al segundo palo, donde Moreno Martins la paró sin marca, midió a Romero y lo sometió con un derechazo. Una diferencia exagerada para el desarrollo del partido.

El Patón Bauza intentó cambiar la suerte con Agüero y Acuña. El del Manchester City pasó inadvertido, pero el de Racing se hizo notar con buenos centros buscando a Pratto y con tiros de media distancia, uno de los cuales exigió la buena respuesta de Lampe. La Selección empujaba, aunque lucía poco convencida de sus posibilidades de descontar.

Bolivia, en tanto, se limitaba a tratar de sacar provecho del ahogo argentino y de algunos desajustes defensivos que se acentuaban por la búsqueda del descuento. Así se fue consumando el triunfo del local, que obtuvo la victoria para la que reservó a siete titulares en la derrota del jueves pasado ante Colombia, dejando en claro que amargar a Argentina en La Paz es una de sus especialidades.

Messi será castigado y puede no jugar esta tarde contra Bolivia y varios partidos más

Martes, 28 de Marzo de 2017Un dolor de cabeza para la selección, que apenas ganó un partido sin Messi en estas eliminatoriasUn dolor de cabeza para la selección, que apenas ganó un partido sin Messi en estas eliminatorias

EN LA PAZ Y CON SIETE CAMBIOS, ARGENTINA ENFRENTA A BOLIVIA POR LAS ELIMINATORIAS SUDAMERICANAS

Parada brava para Messi y diez más
Edgardo Bauza afirmó que su equipo siempre juega “a ganar”, pero consideró que un empate en la tarde de hoy no estaría nada mal. Mascherano, Higuaín, Biglia y Otamendi están suspendidos. Dybala esperará entre los suplentes. Podrían sancionar a Lio.“La altura siempre es un condicionante”, afirmó el Patón en la conferencia previa al viaje. “La altura siempre es un condicionante”, afirmó el Patón en la conferencia previa al viaje. 
(Imagen: EFE)
Luego de la agridulce victoria sobre Chile que representó tres puntos valiosos en la tabla de Eliminatorias y lo instaló en zona de clasificación directa, el seleccionado argentino buscará seguir sumando ante Bolivia, sin chances de llegar al Mundial de Rusia, y vencer las complicaciones que presenta jugar a 3650 metros de la altura de La Paz. Con dos lesionados, cuatro suspendidos y algún cambio táctico, Romero; Roncaglia, Musacchio, Funes Mori, Rojo; Enzo Pérez, Pizarro, Banega, Di María; Messi y Pratto saldrán al campo de juego del estadio Hernando Siles, según confirmó horas antes de viajar a Santa Cruz de la Sierra el técnico Edgardo Bauza, que reafirmó su filosofía resultadista y aseguró que Argentina juega “a ganar”. En el último entrenamiento, el equipo practicó pelota parada en el predio de la AFA, en tanto Paulo Dybala irá al banco y con chances de ingresar. Pese a la expectativa que causó en La Paz ver a Messi y compañía, donde la Federación Boliviana de Fútbol reportó la venta del 80 por ciento de la capacidad del estadio, por el informe presentado por la terna arbitral brasileña ante la Conmebol tras la victoria del jueves, el astro rosarino podría perderse el partido de hoy.   

Bauza presentará una estrategia un tanto más conservadora para no gastar energías y aprovechar el momento justo para atacar. Por eso dispuso un 4-4-2 o, de acuerdo con la posición que asuma Lionel Messi, un 4-4-1-1. El DT no podrá contar con Mascherano y Biglia –los dos hombres de contención– suspendidos, al igual que el delantero Higuaín –con la pólvora mojada hace tiempo–, el zaguero Otamendi y los laterales Mercado y Mas, lesionados.

Roncaglia será lateral derecho, Rojo pasará de segundo central a lateral, en tanto Mateo Musacchio y Ramiro Funes Mori –rehabilitado– integrarán la zaga. De los cuatro del medio, Di María permanecerá en el once de salida. Pérez jugará por la otra banda, Pizarro –afianzado en México en la exigencia en la altura– y Banega completarán la línea de volantes. Messi será el media punta y Lucas Pratto –portando su máscara protectora en la nariz recién operada–, el hombre más adelantado. El único jugador que salió del cuadro titular sin estar lesionado o suspendido es Sergio Agüero, también de escaso rendimiento en las últimas presentaciones. 

Bauza defendió el perfil de su equipo, que en su ciclo suma tres victorias, dos empates y dos derrotas, al tiempo que ratificó su conformidad por la actuación del jueves en el Monumental. “Volví a ver el partido y ahora le pondría un punto más. Chile tuvo dos ocasiones de gol en todo el partido, pese a la calidad del equipo y los jugadores que tiene. Argentina lo resolvió de forma brillante”, se convenció. Sobre la valoración de un empate en La Paz, Bauza aclaró que Argentina irá “a ganar”, pero que la igualdad será bien recibida. “Depende de como se dé el partido. Sabemos las dificultades que vamos a encontrar en la altura, que siempre es un condicionante”, señaló. 

Hundido en la penúltima posición de la tabla y con sólo siete unidades, Bolivia juega por el honor. El director técnico Mauricio Soria optará por al menos seis jugadores de The Strongest y tres de Bolívar por su buen desempeño en la altura de La Paz, y se ilusiona con acercarse a aquel logro histórico conseguido en 2009, cuando Bolivia se impuso 6-1 a la Selección conducida por Diego Maradona en las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica, que junto a la derrota ante Checoslovaquia en el Mundial de Suecia 1958 fue la mayor goleada sufrida en toda su historia.

RIVER SUPERÓ AL FANTASMA DE BELGRANO Y CONSIGUIÓ SU TERCERA VICTORIA CONSECUTIVA

No dejó lugar para los malos recuerdos
El equipo recuperó parte de su mejor versión y con una gran actuación de Gonzalo Martínez ganó con autoridad. En el final, el joven Andrade desperdició una jugada para marcar otro gol.Gonzalo Martínez festeja su gol, el que le terminó dando el triunfo al conjunto de Núñez. Gonzalo Martínez festeja su gol, el que le terminó dando el triunfo al conjunto de Núñez. 
(Imagen: Julio Martín Mancini)

El 26 de junio de 2011 es una fecha que quedó marcada en la historia oscura de River. El rival que se encargó de que ese día haya quedado impregnado fue Belgrano, que provocó un golpe letal para la entidad de Núñez. A partir de ahí, cada vez que los cordobeses visitan el estadio Monumental, el morbo por lo sucedido es inevitable. El destino quiso que volvieran a enfrentarse ayer en un domingo 26, y los visitantes estuvieron cerca de ocasionarle otro trastorno a los locales. Pero la capacidad técnica de algunos jugadores de River hicieron que la frustración parcial se transforme en desahogo final, y también en expectativa para su futuro en el campeonato. River hilvanó anoche su tercera (una fue por la Copa Libertadores) victoria consecutiva, y su juego comienza a ofrecer atisbos de recuperación.

A partir del trabajo de Gonzalo Martínez, el equipo tuvo dinamismo y sorpresa en los metros finales de la cancha, donde precisamente se le exigía más presencia. Con él, crecieron en su rendimiento Sebastián Driussi e Ignacio Fernández. Entre los tres se encargaron de controlar los cicuitos de ataque del conjunto de Marcelo Gallardo. El ex Huracán convirtió el gol que le significó la victoria, y sobre todo le sirvió para recuperar el ánimo por algunas actuaciones poco convincentes.

Driussi fue el otro que volvió a convertir –suma 11 en el certamen–, y sigue siendo una de las cartas fundamentales, junto al ausente Lucas Alario, en el aspecto ofensivo. En ambos goles, el asistidor fue el mismo: Milton Casco. El lateral izquierdo mostró una gran proyección por su franja, y eso le permitió a River tener una salida permanente por ese lado.

En el primero, llegó hasta el fondo para lanzar la pelota al área, y Driussi la tocó de derecha cerca del primer palo para vencer a Acosta, que pudo rozarla en su intento por rechazar. En el segundo, encaró entre dos rivales, ingresó al área y le cedió la pelota a Martínez, quien definió de zurda, a la carrera, para ubicarla al lado del palo. El otro lateral de River, Camilo Mayada, también cumplió una tarea correcta, y con su buen manejo de la pelota le permitió participar en varias de las acciones cerca del área rival.

El déficit mayor de los dos fue que dejaron espacios grandes a sus espaldas, que fueron aprovechacos por los cordobeses. De esa manera, los centrales tenían que salir corriendo a cortar en esos sectores, y muchas veces no llegaron a tiempo. El momento de incertidumbre se vivió en la segunda parte, cuando Belgrano llegó al empate a través de Lema. El defensor encaró por el centro, y luego de combinar dos veces con sus compañeros y verse favorecido por un rebote, definió cruzado al palo más lejano de Batalla. 

El que no pudo aprovechar sus oportunidades en River fue el uruguayo Alonso, que tuvo cuatro chances para convertir, pero careció de precisión frente al arco rival. El pasado vuelve cada vez que este duelo se repite, y mientras Belgrano arriba con ese recuerdo como bandera, River se empecina en dejar atrás los momentos que más lo afectaron. Con juego y, fundamentalmente, con convencimiento.

BOCA VOLVIÓ AL TRIUNFO Y SE ASEGURÓ OTRA SEMANA EN LO MÁS ALTO DE LA TABLA DE POSICIONES

La punta es mía, mía y sólo mía
Tras compartir por unas horas el liderato con San Lorenzo, el equipo de Barros Schelotto derrotó 2-1 en San Juan a San Martín, con goles de Pavón y Centurión, quien volvió en plena forma a la titularidad. Para los de Pipo Gorosito descontó Dening en el final.Cristian Pavón, que hasta esta acción apenas había participado del juego, despacha el derechazo para el 1-0 xeneize. Cristian Pavón, que hasta esta acción apenas había participado del juego, despacha el derechazo para el 1-0 xeneize. 
(Imagen: Fotobaires)

Luego del traspié sufrido la semana pasada en La Bombonera ante Talleres, Boca le ganó 2-1 a San Martín en San Juan por la fecha 17ª y continúa como único puntero del campeonato de Primera División, tres unidades por encima de San Lorenzo, que el sábado se había impuesto con autoridad a Quilmes.  Cristian Pavón abrió el marcador para la visita, en el complemento aumentó la cuenta el retornado Ricardo Centurión y sobre el final descontó Emanuel Dening para los locales, lo que provocó contrariedad en el técnico Guillermo Barros Schelotto, cuyo hermano Gustavo bastante antes se tuvo que ir expulsado por protestar. El encuentro se disputó con ambas parcialidades y más de 15 mil hinchas acudieron al estadio del Bicentenario en una tarde de calor inusual. Con el liderato intacto, los xeneizes recibirán la fecha próxima a Defensa y Justicia. Aun con relativa holgura en los promedios, los sanjuaninos siguen penando en los últimos puestos de la tabla y encima deben visitar a Olimpo, al que precisamente no le sobran los puntos.

Los xeneizes llegaron a tierras sanjuaninas con la misión de retomar la senda del triunfo y recuperar la soledad de la punta, que por algunas horas llegó a compartir con el Ciclón. Por su parte, el equipo local intentaría dar un batacazo, pese a que el historial favorecía a Boca con 6 victorias, tres empates y una derrota, precisamente el triunfazo histórico del 13 de abril de 2013, cuando San Martín goleó 6-1 a un equipo dirigido en esa época por Carlos Bianchi.

El partido inició con el protagonismo de los dirigidos de Guillermo, que recuperó como titular al picante Centurión y sus gambetas indescifrables. San Martín se replegaba en su propio campo y Boca parecía llevárselo por delante, hasta que de a poco el conjunto de Pipo Gorosito equilibró el trámite con una fórmula muy eficaz: superpoblar el mediocampo con el objetivo de anular al tridente Gago-Pablo Pérez-Bentancur. Montaña avisaba con un disparo de media distancia y Gago –con traje de lanzador– enviaba un pase a largo a Pablo Pérez que casi se coló en el arco de Ardente.El reaparecido Ricky Centurión anota el segundo para Boca.

(Imagen: Fotobaires)

No pasaba gran cosa y en eso Boca robó la pelota en el medio, los volantes sanjuaninos le reclamaron falta al árbitro, la jugada siguió por derecha con Pavón, quien en una jugada típica de Carlitos Tevez en tiempos no tan lejanos amagó, dejó a contrapierna a un marcador y con un derechazo la clavó en un ángulo. Golazo y justicia. 

En el complemento, San Martín se paró más en ataque en busca de un empate que, a juzgar por la endeblez defensiva que caracteriza a la última línea boquense, no parecía una quimera. Pero en su pretendida profundidad, los cuyanos se desprotegían. Boca estaba parado de contra y dispuesto a usufructuar cada distracción del rival, cuyo embates se hacían cada vez más débiles. Así, una pelota robada por Bentancur dejó muy mal parados a los sanjuaninos y en inmejorable posición a Benedetto, que avanzó como puntero derecho y cedió al medio del área para el ingreso de Centurión, quien consiguió marcar el segundo entre las piernas de defensores locales. 

El 2-0 era merecido y dejó casi nocaut a los locales. Pero Boca seguía atacando y un centro de Pavón fue cabeceado por Jonatan Silva apenas por encima del travesaño. Y en una gran jugada personal de Benedetto, el 9 quedó mano a mano con el arquero, lo eludió y su exigida definición de zurda casi termina en otro golazo. Tras ello, el goleador saldría reemplazado por Walter Bou, que entró muy enchufado y con ganas de engrosar su buen promedio de gol, pese a ser habitual suplente.

Pero sobre el epílogo el que llegó al gol fue San Martín. Un corner desde la izquierda encontró a Boca marcando –muy mal– en zona y Dening cabeceó prácticamente solo ante la mirada estática de toda la defensa xeneize. Eso pintaba algo de incerteza en el resultado, sobre todo cuando Peruzzi insistía en incursionar fallidamente en ataque y dejaba sus espaldas libres para que los locales se ilusionaran con la igualdad, lo desesperaba al Mellizo. Pero ya no habría tiempo. Boca se trajo tres puntos vitales para sus aspiraciones de campeonar, sonríe y mira al resto desde la cima.

QARTO PODER CLORINDA

TODO LO QUE QUERÉS SABER

A %d blogueros les gusta esto: