Habrían robado electrónica del depósito de aduana

El personal policial de la comisaria del centro y personal de investigaciones policial fueron alertados por el sub administrador de la Aduana local sobre un robo que se habría perpetrado en el depósito de mercaderías al encontrarse con una escalera y el techo abierto, además de cajas vacías que fueron encontradas en el patio de la aduana.

Si bien no hubo una información oficial por parte de la aduana, se supo de buena fuente que el personal de la aduana comenzó con el inventario de las mercaderías en el depósito para poder determinar el faltante de electrónicas, al encontrarse algunas cajas vacías, sobre todo de celulares y otras electrónica, elementos secuestrado por el personal de aduana y gendarmería nacional en los procedimientos y que son depositado en el lugar. Por otra parte se habría solicitado la presencia de técnicos para revisar las cámaras de seguridad con que cuenta la aduana en casi todo el sector de la zona, tanto afuera como adentro de depósito, donde habría quedo registrado todo el movimiento de la noche y madrugada, teniendo en cuenta que la aduana no cuenta con personal de seguridad.
Por otra parte se supo que el o los ladrones habrían ingresado saltando la muralla por la calle Los Andes para llegar hasta el patio y desde allí, utilizaron una escalera para llegar hasta el techo, donde desprendieron la chapa cinc. Desde ahi bajaron utilizando las estanterías ubicadas hasta prácticamente el techo debido a la gran cantidad de mercaderías existente en el depósito.
Una vez finalizada la elección de la preferencia de los ladrones, volvieron a subir y salieron por el mismo lugar, dejando a su paso algunas cajas vacías que contenían celulares.
Al principio se dijo que debería intervenir el personal de gendarmería por la jurisdicción federal del lugar, pero finalmente todo el trabajo de peritaje lo hizo el personal de criminalística de la policía local, tomando muestra gráficas y huellas que podrán conducir hacia los ladrones, todo bajo la atenta mirada del juez de feria el Dr. Julio Mauriño. Extraoficialmente y de buena fuente policial, se supo que durante el peritaje no se encontraron huellas nuevas y que la abertura del techo es de vieja data, datos que desconcertaron a los investigadores. Quisimos tener mayor detalle oficial al respecto, sin embargo se excusaron con el argumento que aún están trabajando en el inventario de las mercaderías en el depósito y esperaban la presencia de un técnico para revisar todas las cámaras de seguridad de la aduana.
FUENTE: EL COMERCIAL